Hombre ardido

Él afirmó que no se convertiría en una distracción, pero esas palabras no pueden cancelar las oraciones que las precedieron.

Estoy decepcionado de Jamie Moyer.

Nunca pensé que escribiría esa oración, pero acabo de hacerlo.

Moyer fue removido de la rotación de los Phillies ayer y respondió hablando con la prensa acerca de lo insatisfecho que estaba por la decisión, e incluso dijo que había sido engañado por la administración (refiriéndose a Ruben Amaro, Jr. y David Montgomery, no Charlie Manuel). Él afirmó que no se convertiría en una distracción, pero esas palabras no pueden cancelar las oraciones que las precedieron.

Entonces, en lugar de escribir hoy acerca de la lucha de Brad Lidge (¡Por favor alíviate pronto, Brett Myers!) o del jonrón de Big Ben Francisco o de como JA Happ logró mantener a los Phillies en un juego duro en contra del equipo contendiente, estoy escribiendo de Jamie Moyer gimoteando a la prensa.

No puedo culpar a Moyer por sus sentimientos. Debido a todo lo que él ha hecho en el juego por su equipo desde que se le unió hace 3 años, tiene el derecho a sentirse lastimado. Sin embargo, no debería haber compartido esos sentimientos con la prensa.

Que cierre la puerta de Charlie y grite hasta que sus oídos sangren. Que mande a Amaro un bouquet de rosas negras. Pero que no le diga a la prensa lo molesto que está. Nada bueno podrá salir de ello. Y nada bueno lo hará.

Más noticias

0 Comentarios