Hillary Clinton pide consejo en su último día de visita a Pakistán

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton escuchó los consejos de dignatarios paquistaníes este viernes, al terminar una visita diplomática enturbiada por sus declaraciones contra el gobierno sobre Al Qaida y un atentado que dejó unos 118 muertos.

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton escuchó los consejos de dignatarios paquistaníes este viernes, al terminar una visita diplomática enturbiada por sus declaraciones contra el gobierno sobre Al Qaida y un atentado que dejó unos 118 muertos.Clinton pasó tres días en esta potencia nuclear que el presidente norteamericano Barack Obama ha colocado en el centro de la guerra contra Al Qaida, donde la ola de violencia ha dejado al menos 2.400 muertos en los dos últimos años.La secretaria de Estado comenzó el último día de su misión diplomática con conversaciones al aire libre con representantes del noroeste de Pakistán, una región fronteriza con Afganistán, en algunas de cuyas áreas hay numerosos elementos vinculados a Al Qaida y a los talibanes.Clinton ha centrado sus esfuerzos en tratar de fortalecer al gobierno civil y contrarrestar el creciente sentimiento de resistencia a Estados Unidos, pero se han visto frustrados por el temor de que una ley norteamericana que autoriza 7.500 millones de dólares en ayuda a Pakistán viole la soberanía paquistaní."Mucha gente en Pakistán cree que nosotros no los estamos ayudando y eso es muy frustrante", dijo Clinton en Islamabad.Un líder de un partido de la asamblea provincial del noroeste criticó a Clinton, afirmando que la fuerza norteamericana estaba sumiendo a esa región en la edad de piedra, y aconsejó a Estados Unidos que negociara para poner fin al conflicto en Afganistán y Pakistán."Su presencia en la región no es buena para la paz", dijo a Clinton Maulvi Kifiyat Ullah, en frases traducidas del urdu."Dios le ha dado la fuerza, si también se puede agregar la sabiduría, podemos convertir a este mundo en un jardín, salir de la edad de piedra, comenzar negociaciones en Afganistán y luego en Pakistán", sostuvo.Clinton se mostró favorable a la eventualidad de negociaciones y defendió la operación dirigida por Estados Unidos en Afganistán que derrocó al régimen talibán después de que éste se negara a entregar a los líderes de Al Qaida luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos."Nosotros estamos de acuerdo en las negociaciones y la sabiduría, pero no podíamos dejar un ataque semejante sin una respuesta después de que tratamos de resolverlo pacíficamente", agregó.Su tono mesurado contrastó con otras ocasiones, cuando Clinton pareció perder la paciencia durante una conversación con responsables de medios de comunicación y empresarios en la ciudad de Lahore (este) al finalizar una agenda muy cargada el jueves."Al Qaida ha tenido un refugio seguro en Pakistán desde 2002", declaró Clinton a los responsables de los medios, cuestionando la tesis oficial de Islamabad, que pone en duda que Osama bin Laden y sus lugartenientes estén en Pakistán."Me cuesta creer que nadie en su gobierno sepa dónde están y que no pudieran atraparlos si realmente lo querían", añadió.Por el momento no hubo una respuesta pública de Pakistán. Un comunicado militar difundido luego de las conversaciones de Clinton con el jefe de las fuerzas armadas, el general Ashfaq Kayani, se limitó a decir que ambos "intercambiaron opiniones sinceras sobre asuntos de interés mutuo".El balance de los muertos en el atentado del miércoles en un mercado de Peshawar (noroeste de Pakistán) subió a 118 el viernes, informaron responsables paquistaníes.Por otra parte, un liceo y una clínica fueron destruidos el viernes en un atentado en una aldea del noroeste de Pakistán.

Más noticias

0 Comentarios