Hepatitis B y C siguen siendo asunto de salud pública

Unos 5.3 millones de americanos infectados con los virus de la hepatitis B crónica o de hepatitis C.

Hepatitis B y C siguen siendo asunto de salud pública Hepatitis B y C siguen siendo asunto de salud pública

Hepatitis B y C siguen siendo asunto de salud pública

El Instituto de Medicina hace recomendaciones para prevenir infecciones por HBV y HCV.

Un reciente reporte del Institute of Medicine (IOM) confirmaron que entre 3.5 a 5.3 millones de personas (1-2 % de la población nacional) estén infectados con los virus de la hepatitis B crónica (HBV) o de hepatitis C (HCV). Pese a los esfuerzos de agencias gubernamentales de los 3 niveles por prevenir y controlar estas enfermedades, aún siguen siendo asunto de salud pública.

El principal factor que obstaculiza el control de las HBV y HCV es la falta de conocimiento y de conciencia entre los mismos prestadores de servicios de salud, los trabajadores sociales, legisladores y el público en general. El reporte entero del IOM está disponible online y aparece e Hepatology, publicación de la American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD).

Cada año, 15,000 personas en el país fallecen por cáncer de hígado o por males hepáticos relacionados con el HBV o HCV. Los estudios anteriores indican que 1.4 millones de personas tienen infecciones crónicas de HBV y 3.9 millones de personas están infectadas por HCV crónico.

Aproximadamente entre el 65 y el 75 % de la población infectada desconoce que lo está con el HBV y el HCV, respectivamente.

La Dra. Abigail Mitchell, de la National Academies y Directora del reporte del IOM, dijo: “el desconocimiento generalizado ha contribuido a la escasez de recursos para combatir y prevenir las infecciones por HBV y HCV en los EEUU”. Según el reporte hay de 3 a 5 veces más gente que vive con infecciones crónicas de hepatitis viral que con SIDA, pero sólo el 2 % del presupuesto para el año fiscal 2008 CDC NCHHSTP (1) se asignó para la hepatitis viral mientras que el 69 % se destinó para el SIDA.

“Se requieren mejores seguimientos de casos, un mejor conocimiento entre el grueso de la población y servicios integrales, accesibles y enfáticos contra la hepatitis viral para que no se extienda este mal”, sugirió la Dra. Mitchell. El reporte recomendó que el CDC debiera desarrollar acuerdos específicos de cooperaciones en materia de hepatitis viral con todos los departamentos de salud estatales y territoriales para apoyar sondeos precisos de HBV y HCV crónicas. Para educación con propósitos preventivos sobre los beneficios de la vacuna contra la hepatitis B debe actuarse con claridad, y por ley todos los estados deben velar por que las escuelas exijan como requisito dicha vacuna.

El reporte del IOM también se enfocó en el mejoramiento del tratamiento de la hepatitis viral mediante 5 puntos a considerar: alcance y conocimiento, prevención de nuevos brotes, identificación de infectados, apoyo social y administración médica de los infectados. Aparte de la población general, el reporte sugiere enfocarse a los extranjeros residentes, oriundos de países con hepatitis endémicas, drogadictos, embarazadas, poblaciones carcelarias, centros de salud comunitarios e instalaciones que atiendan a individuos en riesgo (albergues y clínicas para el SIDA) con servicios amplios para la hepatitis que tendrían impacto exitoso contra infecciones de HBV y HCV.

“La implementación de nuestras recomendaciones conduciría a la reducción de casos de HBV y HCV, menores complicaciones médicas y decesos relacionados con la hepatitis crónica viral, y a disminuir los costos totales de salud”. Concluye la Dra. Mitchell.

El Dr. Arun Sanyal, presidente del AASLD, dijo: “este reporte representa un importante primer paso en el esfuerzo por erradicar las hepatitis B y C. El AASLD y sus integrantes continuarán a la vanguardia en el desarrollo de nuevos conocimientos y de programas educativos sobre hepatitis viral de gran ayuda, con lo que cumplirán su cometido las recomendaciones del IOM”.  

Más noticias

0 Comentarios