Haití devastado por un potente terremoto

El 13 de enero podían verse varios cuerpos sin vida o heridos en las calles de Puerto Príncipe. El país quedó devastado.

A las 16 y 53 del 12 de enero la tierra comenzó a temblar a 15 kilómetros de la capital. Sobre Puerto Príncipe se podía ver una espesa nube de polvo que subía desde las ruinas. Fue el terremoto más potente del último siglo en Haití, en una zona superpoblada con 2 millones de habitantes.

“Es un sismo que atraviesa zonas urbanas. La rotura alcanza el suelo sobre el cual están construidos los edificios. El suelo puede desplazarse hasta un metro por lo tanto todos los edificios sufren este desplazamiento y se derrumban.” Dijo Yann Klinger, especialista de tectónica en el Instituto de Física del Planeta de París.

La ciudad quedó destruida. Los escombros impiden la circulación de los socorristas. Iglesias y edificios públicos, se hundieron, al igual que el Palacio nacional, la sede de la presidencia, pero el presidente René Préval está vivo.

El cuartel general de Naciones Unidas también se vino abajo. Su jefe, el tunecino Hedi Annabi, habría muerto según las autoridades francesas.

En pleno caos, el gobierno aún no estableció un balance. Pero el presidente teme que haya miles de muertos.

La ayuda internacional se organiza: Estados Unidos, Venezuela, Francia, aviones cargados de socorristas deberían llegar en el correr del 13 de enero.

En Francia, las familias tienen este número para comunicarse y obtener información sobre sus allegados en la isla.

Más noticias

0 Comentarios