Guatemala busca reforma fiscal para superar déficit en recaudación

El gobierno de Guatemala buscará el apoyo de diferentes sectores para lograr una reforma fiscal y tres préstamos por 425 millones de dólares en el Congreso, ante un agujero de casi 845 millones en la recaudación tributaria, cuya carga es una de las más bajas de Latinoamérica.

El gobierno de Guatemala buscará el apoyo de diferentes sectores para lograr una reforma fiscal y tres préstamos por 425 millones de dólares en el Congreso, ante un agujero de casi 845 millones en la recaudación tributaria, cuya carga es una de las más bajas de Latinoamérica.El propio presidente, Álvaro Colom, encabezará los encuentros en los que espera convencer a la oposición en el Congreso, la sociedad civil y la cúpula empresarial de la necesidad de aprobar el endeudamiento y la reforma fiscal, según fuentes de la casa de gobierno.Este martes, Colom tiene prevista una reunión con los jefes de las distintas bancadas en el Congreso para exponerles el anteproyecto, el cual incluye el alza en tres tributos y un incremento de la recaudación mediante el combate a la evasión y el contrabando.El ministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes, comentó que la reforma tributaria busca que en 2010 "el sector privado empiece a aportar más en la recaudación fiscal, y bajar los niveles de adquisición y montos de deuda".La propuesta contempla incrementar del 1 al 2% el Impuesto de Solidaridad (ISO), que se aplica a las ventas brutas o los activos netos de las empresas, así como elevar del 5 al 6% el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a profesionales (abogados, médicos), comercio y contribuyentes que reportan ventas hasta de 7.225 dólares anuales.Además, el ministro comentó que se estudia modificar el Impuesto Único Sobre Inmuebles, crear leyes para despojar de bienes al narcotráfico y crimen organizado, así como transparentar las transacciones bancarias al portador, para evitar defraudaciones y estafas.De acuerdo con el funcionario, la reforma busca cubrir el agujero fiscal y aportar mayores recursos para destinar a seguridad, combatir la pobreza y reactivar la economía.El gobernante también tratará de convencer a los diputados para que aprueben de forma urgente un préstamo por 350 millones de dólares con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento.Además, el Parlamento tiene pendiente de aprobar otros dos préstamos: uno por 55 millones de dólares para la electrificación rural, y otro por 20 millones para el comercio exterior.Para el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), Jorge Montenegro, la propuesta es aplicable siempre y cuando se busque atacar la informalidad y el contrabando, así como la ampliación de la base tributaria.Guatemala tiene una de las cargas tributarias más bajas del mundo, pues no llega al 10% del Producto Interno Bruto (PIB).No obstante, el secretario de la Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), José Pinzón, dijo a la AFP que la reforma debe pasar por una "revisión a fondo", ya que como está planteada sólo va a perjudicar a la clase media."En esa propuesta se excluye a la minoría, porque con el ISR se perjudica a la clase media y baja, en cambio a los peces gordos no los tocan. Aquí (en Guatemala) no hay equidad ni justicia, sino privilegios para los que más tienen", agregó.Pinzón comentó que desde hace tres gobiernos se está intentando una reforma tributaria, y al igual que las anteriores "ésta va a quedar en la calle de la amargura", concluyó con pesimismo.

Más noticias

0 Comentarios