Grecia bajo presión de agencias calificadoras por temores sobre su deuda

Grecia volvió al primer plano el martes después que dos agencias de calificación pusieron bajo vigilancia su capacidad de cumplir con sus compromisos financieros, lo que hacía caer el euro.

Grecia volvió al primer plano el martes después que dos agencias de calificación pusieron bajo vigilancia su capacidad de cumplir con sus compromisos financieros, lo que hacía caer el euro.La agencia Fitch rebajó el martes la nota de deuda a largo plazo de Grecia, de "A-" a "BBB+", a raíz de "preocupaciones" sobre las finanzas públicas del país y las "inquietudes" sobre la reactivación económica, según un comunicado.De su lado, la agencia Standard and Poor's había anunciado el lunes que ponía bajo vigilancia, con una perspectiva negativa, su calificación de crédito a largo plazo de Grecia, a raíz de los temores sobre su capacidad de reducir en forma duradera su déficit presupuestario y su deuda pública.Standard and Poor's había recortado en enero pasado la calificación de deuda a largo plazo de Grecia de "A" a "A-".Según un informe del banco de negocios estadounidense Goldman Sachs, la decisión del martes de Fitch "es importante porque se trata de la primera degradación en la zona euro", que integran Grecia y otros 15 países de la Unión Europea (UE).En ese sentido, el euro perdió más de un centavo ante el dólar al final de los intercambios europeos y a las 17H00 GMT se negociaba a 1,4737 USD, frente a 1,4819 USD el lunes por la noche.De su lado y tras haber abierto en leve baja de 0,58%, la bolsa de Atenas se desplomó 6,04% al cierre como consecuencia del anuncio de Fitch, con los analistas económicos indicando que el mercado se encontraba "bajo presión".Sin querer comentar en forma directa las preocupaciones de las agencias de calificación sobre Grecia, el ministro griego de Economía, Georges Papaconstantinu, reiteró el lunes que "los problemas económicos del país eran enormes"."Con una sentimiento de gran responsabilidad, procedemos a presentar el proyecto de presupuesto de Estado de 2010, el más difícil desde 1974 a raíz de la coyuntura internacional desfavorable y los enormes problemas de la economía del país", declaró Papaconstantinu.Sometida a presiones tras la crisis de Dubái, Grecia está en la mira por la explosión de su déficit público (12,7% del Producto Interior Bruto) y su deuda (récord de 113,4% del PIB) en 2009."La decisión de Fitch no es una sorpresa, forma parte de la ola de estimaciones negativas de la agencias de calificación desde la explosión del déficit griego a 12,7% anunciado por el nuevo gobierno", afirmó el economista Georges Pagulatos, recordando que la precedente administración hablaba de un 6% de rojo en las cuentas públicas en 2009."El recorte de la calificación de Fitch no es una buena evolución. Subraya los problemas macroeconómicos de Grecia y ejerce una importante presión sobre la urgencia de las medidas a adoptar", estimó de su lado un experto financiero local, que no quiso relevar su identidad.Los temores de los expertos también abarcan la posible incapacidad del país de reembolsar sus deudas tras el gran aumento de la brecha de las tasas de interés entre las obligaciones de Estado griegas y alemanas, base de referencia en la zona euro, que alcanzó el martes los 230 puntos.

Más noticias

0 Comentarios