Granjas con presión de innovar sus procesos

Los consumidores y cadenas son más exigentes con sus proveedores grandes y pequeños de frutas y verduras.

Conforme el país presta más atención a la seguridad en los alimentos, las granjas empiezan a sentir la presión. Los cultivadores del área cada vez tienen que cumplir con más exigencias de los consumidores y vendedores. Esto significa utilizar procesos que s puedan verificar como seguros. Por lo general el enfoque de los reguladores gubernamentales esta en las grandes empresas, pero las tiendas no se arriesgan y exigen también a los cultivadores a pequeña escalas para quienes el cambio representa un reto.

Para ayudar a estos empresarios hay quienes ofrecen seminarios de entrenamiento para  que los cultivadores se adapten a las nuevas demandas, incluso concesiones en español.

Más noticias

0 Comentarios