Grandes cambios caracterizan 100 días de Obama

Cien días desde que Barack Obama asumió la presidencia, los cuidadanos que votaron por el cambio no han visto sus esperanzas defraudadas.

Hace 100 días Barack Obama juramentó como presidente bajo la expectativa de cambio, y desde el primer día de su gobierno, Obama llevó a cabo una agresiva agenda de resoluciones.

A nivel nacional, Obama hizo uso de sus poderes para contrarrestar ocho años de previa administración: mobilizó recursos legales para cerrar la prisión militar de Guantanamo y divulgar informes relacionados con el uso de la tortura en interrogatorios a sospechosos de terrorismo; apoyó la inversión en la investigación de células madres, rehabilitó la cobertura de salud para niños pobres y promovió la transparencia del gobierno.

David Gergen, analista político, opina que el alma y corazón de la campaña presidencial de Barack Obama consistió en afirmar la idea de que él era el candidato del cambio y efectivamente lo está cumpliendo, en la medida de lo posible.

Sin embargo, la economía fue y continúa siendo el mayor desafío de Obama.

En los 100 días se aprobó la legislación del paquete de estímulo económico de 787 mil millones de dólares, con cero votos de apoyo por parte del bando republicano. Seguidamente, el escándalo de los bonos de los ejecutivos de AIG puso en peligro la imágen no sólo del gobierno, sino de su política económica, algo que sus enemigos politicos trataron de aprovechar al máximo.

De acuerdo al republicano John Boehner, representante de Ohio, esta política económica se puede resumir en gasto exagerado, préstamo y endeudamiento sin justificación.

Internacionalmente, las visitas de Obama a Europa, el Oriente Medio y América Latina mejoraron la imágen de Estados Unidos ante el mundo y permitieron entablar contactos dificiles de imaginar como su encuentro con Hugo Chávez, presidente de Venezuela.

Más noticias

0 Comentarios