El Grand Palais expone "la mano de Dios" vista por Christian Boltanski

Reina un frío glacial y un fuerte, persistente, latido del corazón resuena en el parisino Grand Palais, que expone desde el miércoles la última obra de Christian Boltanski, un espectáculo ambivalente y efímero donde el artista francés se interroga sobre la vida y la muerte.

Reina un frío glacial y un fuerte, persistente, latido del corazón resuena en el parisino Grand Palais, que expone desde el miércoles la última obra de Christian Boltanski, un espectáculo ambivalente y efímero donde el artista francés se interroga sobre la vida y la muerte.

Más noticias

0 Comentarios