Gordon Brown quiere que siga debate para gravar transacciones financieras

El primer ministro británico, Gordon Brown, desea que continúe el debate para encontrar la manera de que los bancos asuman una parte de su rescate y sigan explorándose cuatro opciones para lograrlo, incluida una tasa sobre las transacciones, declaró el lunes su portavoz.

El primer ministro británico, Gordon Brown, desea que continúe el debate para encontrar la manera de que los bancos asuman una parte de su rescate y sigan explorándose cuatro opciones para lograrlo, incluida una tasa sobre las transacciones, declaró el lunes su portavoz."Su opinión sigue siendo que éstas son cuatro opciones interesantes que deben ser exploradas más allá", declaró su portavoz dos días después de que las propuestas de Brown recibieran una fría acogida en la reunión de ministros de Finanzas del G20 que se celebró en Escocia."Tenemos que devolver al público su confianza en las instituciones financieras", agregó el portavoz en una rueda de prensa en Londres.En una visita sorpresa a los ministros en Saint Andrews (Escocia), Brown exhortó el sábado al G20 a considerar una tasa sobre las transacciones financieras internacionales tipo "Tasa Tobin" entre otras medidas posibles para preservar la estabilidad del sistema financiero.El primer ministro británico estimó entonces que el grupo de las principales potencias desarrolladas y emergentes del planeta debía "discutir un mejor contrato social y económico que refleje la responsabilidad mundial de las instituciones financieras hacia la sociedad"."Entre las propuestas figura una prima de seguros que refleje el riesgo sistémico, la creación de un fondo, disposiciones sobre el capital, o una tasa sobre las transacciones financieras internacionales", enumeró entonces.El punto más revolucionario de su propuesta era la tasa, similar a la que propuso en los años 70 el economista estadounidense James Tobin, que nunca vio a luz debido a supuestas dificultades técnicas.Pero la propuesta de Brown recibió una acogida muy poco entusiasta en el G20, donde fue rechazada por Estados Unidos, y ni siquiera figuró en el comunicado final de la reunión.Al mismo tiempo, el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, indicó que su organismo estaba estudiando, por encargo de los jefes de Estado del G20 que se reunieron en Pittsburgh (EEUU), una medida que llamó la "tasa FMI" que se aplicaría a los bancos y funcionaría un poco como una póliza de seguros, es decir que su precio aumentaría en función del riesgo asumido.

Más noticias

0 Comentarios