El premio Goncourt atribuido a una novelista francesa de origen senegalés

Una novelista francesa, hija de padre senegalés, Marie NDiaye, recibió el premio Goncourt, el más importante de las letras francesas, anunció el lunes el jurado en un gran restaurante parisino.

Una novelista francesa, hija de padre senegalés, Marie NDiaye, recibió el premio Goncourt, el más importante de las letras francesas, anunció el lunes el jurado en un gran restaurante parisino.NDiaye, de 42 años, recibió el Goncourt por su novela "Trois femmes puissantes" (Tres mujeres poderosas), de la editorial Gallimard, que agrupa tres relatos sobre sendas mujeres que luchan en Francia y en Senegal contra viento y marea para preservar su dignidad.El segundo premio literario de Francia, el Renaudot, fue atribuido en la misma ceremonia a Frédéric Beigbeder, de 44 años, por "Un roman français" (Una novela francesa), publicada por Grasset.Estos dos premios, que se fallan el mismo día en el restaurante Drouant coronan cada año a quienes se convertirán en las estrellas de la temporada literaria en Francia.Es la primera vez desde 1998 que el Goncourt galardona a una mujer.El Goncourt está acompañado sólo de 10 euros, el equivalente al precio de una comida en 1903, cuando fue creado, y que ahora no alcanza ni para eso, aunque permite al escritor galardonado llegar a un gran público.La elección de NDiaye no planteó problemas para el jurado, ya que fue elegida en la primera vuelta, con cinco votos contra dos para Jean-Philippe Toussaint, por su novela "La vérité sur Marie" (La verdad sobre María).Nacida en 1967, de madre francesa y padre senegalés, NDiaye creció en la periferia de París, con su madre, una profesora.Publicó su primera novela a los 18 años, tras lo cual abandonó los estudios y se consagró a la escritura. Desde entonces, ha publicado una veintena de obras, entre cuentos y novelas.A su llegada al céntrico restaurante parisino, donde el jurado estaba ya almorzando, NDiaye -quien ahora vive en Berlín, con su esposo y sus tres hijos- se declaró "muy contenta por el libro, por el editor, y por ser una mujer que recibe el premio Goncourt"."Este premio es la recompensa de 25 años de escritura y terquedad", dijo a la prensa NDiaye, quien llegó a recibir el premio vestida con un sobrio abrigo oscuro y sus cabellos recogidos en un moño.Por su parte, Beigbeder, más locuaz y que ha tenido un problema con la justicia por haber consumido cocaína, dijo a los reporteros que lo esperaban frente al restaurante que al recibir la noticia había pensado en el fiscal de París."El Renaudot es la mejor de las drogas, se las aconsejo de verdad, es sumamente agradable", ironizó el escritor de 44 años, que rememora en su novela su infancia, su miedo ante las chicas y el doloroso divorcio de sus padres."No habría escrito este premio si la policía no me hubiese detenido", dijo Beigbeder, que en "Un roman français" (Una novela francesa) relata también este episodio ocurrido en enero del 2008, cuando fue detenido por policías mientras consumía cocaína sobre el capó de un carro, en una céntrica calle parisina.El anuncio de los premios fue recibido sin sorpresas, ya que los galardonados eran los favoritos, señalaron críticos literarios y periodistas en la sala, quienes destacaron que la elección del Renaudot fue más polémica, porque los jurados debieron celebrar cinco votaciones antes de ponerse de acuerdo.Además, el jurado atribuyó un premio Ensayo a Daniel Cordier por su libro "Alias Caracalla" (Gallimard), en el que desmitifica la Resistencia francesa.Y por primera vez atribuyó el premio "Renaudot bolsillo", que recompensa una obra que no ha sido nunca premiada, a Hubert Haddad por la novela "Palestine".

Más noticias

0 Comentarios