Gobierno venezolano anuncia plan para ahorrar energía eléctrica

El gobierno venezolano anunció este miércoles un paquete de medidas que incluye exoneraciones fiscales, restricciones al consumo y un mayor control en la importación de electrodomésticos, entre otros, y tiene por fin ahorrar energía eléctrica para aliviar a un sistema colapsado.

El gobierno venezolano anunció este miércoles un paquete de medidas que incluye exoneraciones fiscales, restricciones al consumo y un mayor control en la importación de electrodomésticos, entre otros, y tiene por fin ahorrar energía eléctrica para aliviar a un sistema colapsado.La sequía y un consumo irresponsable fueron señalados por los responsables locales como los factores que explican la situación crítica de este sector, nacionalizado en 2007.Además, los responsables gubernamentales reconocieron la necesidad de incrementar las inversiones para mejorar la eficacia y aumentar la generación del sector eléctrico que ha sufrido cuatro importantes apagones de alcance nacional en el último año."Este es un plan integral para tener una calma en lo que son los megavatios del sistema e incentivar a la población para generar el ahorro en el sector eléctrico", declaró el ministro de Electricidad, Angel Rodríguez, en una rueda de prensa.En primer lugar, se aprobó un decreto para exonerar del pago del impuesto sobre el valor añadido (IVA) a las importaciones de todos los materiales necesarios para actividades de generación y transmisión de energía eléctrica.Además, se aprobaron tres resoluciones: Una para reducir y controlar el consumo de electricidad en el sector público, otra para incrementar la autogeneración de energía y una última para vetar la llegada al país de aparatos de consuman excesiva energía como ciertos tipos de aire acondicionado."Hay sectores empresariales que tienen capacidad de autogeneración, es decir que tienen plantas instaladas y podrían inyectar al sistema nacional su consumo tradicional", citó Rodríguez, prometiendo incentivos en el pago de combustible para estas empresas.Rodríguez explicó además que en los organismos públicos, que consumen un 14% del total de la energía eléctrica, se predicará con el ejemplo y se harán planes de ahorro concretos."Los termostatos de aire acondicionado no estarán por debajo de 24ºC, habrá que apagarlos una hora antes de que termine el horario de trabajo, se apagarán durante los días no laborables", citó el ministro.Cumpliendo estas medidas, se podría llegar a ahorrar un 20% de energía, según el gobierno.Por su parte, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, resaltó que el consumo per capita de electricidad en Venezuela es el más alto de la región y llega a 4.165 kilovatios (Kw) por hora."Es decir, el doble que en Colombia y 1.000 Kw por encima de Chile, que es el segundo país con consumo más alto", subrayó."Existe un despilfarro de la energía y un patrón de consumo motivado por el modelo (político) que estamos intentando superar en el país", agregó.Según Ramírez, el gobierno de Hugo Chávez ha instalado 4.299 megawatios en los más de 10 años que lleva en el poder, "el doble que en los diez años anteriores".El responsable estimó que para 2014, se introducirán 8.370 Mw nuevos de los cuales 3.100 mw procederán de la generación hidroeléctrica y el resto de la termoeléctrica.La demanda de electricidad en Venezuela es de 17.000 megavatios (MW) actualmente, muy superior a la generación actual, y crece entre un 6 y un 8% anualmente. Según expertos, el sector eléctrico requiere inversiones de unos 18.000 millones de dólares hasta 2014.El martes, Chávez lamentó el derroche de energía y pidió a sus conciudadanos que cambien poco a poco sus hábitos y por ejemplo usen una linterna para ir al baño por la noche en lugar de encender las luces.El mandatario también previó inspecciones en las grandes empresas privadas y pidió que se corte el suministro de energía a las instituciones del Estado cuyo derroche quede demostrado.Además de los problemas eléctricos, los venezolanos sufren una importante escasez de agua y desde el pasado lunes, los habitantes de Caracas son objeto de racionamientos de agua que pueden durar hasta 48 horas por semana y se extenderán hasta mayo, cuando comienza de nuevo la estación de lluvias.

Más noticias

0 Comentarios