Gobierno y bancos austríacos salvarán de quiebra a Hypo Group Alpe Adria

El gobierno y los grandes bancos austriacos han aceptado salvar a la sexta institución financiera del país, el Hypo Group Alpe Adria (HGAA), la filial amenazada por la quiebra del banco público bávaro BayernLB, anunciaron el domingo por la noche los medios locales.

El gobierno y los grandes bancos austriacos han aceptado salvar a la sexta institución financiera del país, el Hypo Group Alpe Adria (HGAA), la filial amenazada por la quiebra del banco público bávaro BayernLB, anunciaron el domingo por la noche los medios locales.El ministro austríaco de Finanzas, Josef Proll, tras discutir con su homólogo bávaro, Georg Fahrenschon, convocó el domingo por la noche a los directores generales de los tres principales bancos del país, Raiffeisen, Bank Austria (Unicredit) y Erste Bank.Tras cuatro horas de discusión, los bancos anunciaron que aceptarán conceder créditos a HGAA, a condición de que el Estado austríaco tome su control, según la agencia de prensa APA y el diario Der Standard.No se ofrecieron detalles sobre el monto de esos créditos, que contarán con una garantía estatal. Asimismo se ignora también cómo se realizará la nacionalización de HGAA, del que BayernLB posee un 67,08%.HGAA debe hallar urgentemente 1.500 millones de euros para respetar la obligación legal de tener al menos un 4% de fondos propios.El sábado por la noche, Proll dio a entender que el Estado austríaco participará en la operación para salvar HGAA, que hasta que fue comprado por BayernLB en 2007 permitió al ex gobernador de Carincia, Joerg Haider (muerto en octubre de 2008) financiar numerosos proyectos de esa provincia del sur de Austria.El ministro, sin embargo, condicionó la ayuda estatal a una participación sustancial en el accionariado de HGAA, integrado por BayernLB, la compañía de seguros austríaca Grazer Wechselseitige (20,48%) y la provincia de Carincia (12,42%) que, por su parte, está también muy endeudada.HGAA anunció recientemente pérdidas "superiores a mil millones de euros" en 2009. Su quiebra podría conllevar una catastrófica onda en los países balcánicos, en los que tiene entre un 10 y un 35% del mercado financiero.

Más noticias

0 Comentarios