¿Glaciares? ¿Qué Glaciares?

Los glaciares andinos -una de las principales fuentes de agua para decenas de millones de personas en algunas de las más grandes ciudades sudamericanas- se están derritiendo a un ritmo que los podría hacer desaparecer totalmente en un par de décadas.

El pasado mes de Julio más de cien científicos de 15 países de Europa, Latinoamérica y Norteamérica se reunieron en Huaraz, Perú, y anunciaron durante el congreso “Retroceso Glaciar en los Andes y Consecuencias para los Recursos Hídricos” que en varios lugares de los Andes “se ha notado desde hace décadas un aumento significativo de los volúmenes escurridos en cuencas con glaciares a pesar de una disminución de las lluvias”.

Los llamados glaciares tropicales cubren una superficie de 2.500 kilómetros cuadrados y están ubicados principalmente en los picos más altos de la Cordillera de los Andes: 71% en Perú, y el resto entre Bolivia, Ecuador y Colombia. Muchos están perdiendo densidad rápidamente y, según el panel de la ONU que agrupa a las diferentes investigaciones internacionales sobre el cambio climático, o IPCC, estos glaciares desaparecerán completamente en 20 o 30 años.

El Coordinador General de la Unidad de Glaciología de la agencia estatal peruana INRENA, Marco Zapata, señaló durante el congreso en Huaraz que en Perú existían en 1970 dieciocho grandes áreas glaciares que cubrían 2,041 kilómetros cuadrados, pero que para 1997 esta extensión se había reducido a 1.595 kilómetros cuadrados, una reducción del 21.8% en sólo 27 años. 

De hecho, Zapata anunció la próxima desaparición de los glaciares peruanos ubicados por debajo de los 5.500 metros sobre el nivel del mar, “siempre que se mantengan las tendencias climáticas actuales”, es decir, siempre que se mantenga el calentamiento global que viene experimentando el mundo.

No importa que el calentamiento global sea producido principalmente por las chimeneas en los países industrializados. No importa que las emisiones tóxicas de los tubos de escape pertenezcan en su inmensa mayoría a vehículos motorizados en los países ricos.  En todo el planeta se pagan las consecuencias.  El no hacer nada al respecto nos convierte a todos en culpables. Entonces, ¿cómo paramos ahora el calentamiento global? ¿Cuál será su contribución personal?

Más noticias

0 Comentarios