Ghiggia, el verdugo de 1950, vuelve a Rio para dejar su marca en Maracaná

El ex atacante uruguayo Alcides Ghiggia, de 83 años y 'verdugo' de Brasil en el Mundial de 1950, volvió este martes a Rio de Janeiro para dejar por segunda vez su marca en el mítico estadio de Maracaná, esta vez para entrar en la Vereda de la Fama del escenario.

El ex atacante uruguayo Alcides Ghiggia, de 83 años y 'verdugo' de Brasil en el Mundial de 1950, volvió este martes a Rio de Janeiro para dejar por segunda vez su marca en el mítico estadio de Maracaná, esta vez para entrar en la Vereda de la Fama del escenario.Ghiggia fue el centésimo jugador y el sexto extranjero homenajeado en el Maracaná, paradójicamente por ser el protagonista de la mayor tristeza del fútbol brasileño al marcar el gol de la vistoria celeste 2-1 que le arrebató la Copa de 1950 a los auriverdes y dio el segundo título mundial de Uruguay.Además del uruguayo, recibieron reconocimiento en la Vereda del Maracaná el chileno Elías Figueroa, el paraguayo Julio César Romero 'Romerito', el serbio Dejan Petkovic, que defendieron a clubes cariocas, así como el portugués Eusebio y el alemán Franz Beckenbauer.El héroe del célebre 'Maracanazo', que cumplió 83 años el 22 de diciembre, es el único sobreviviente del equipo titular que forjó la proeza en el último partido del Mundial de 1950, en el que Uruguay venció 2-1 a Brasil ante 200.000 personas gracias a su gol.Esta fue la segunda vez que Ghiggia volvía a Maracaná y esta vez lo hizo con felicidad aunque con cierta incomodidad, pues los aplausos de los presentes no abundaron y su condición de 'verdugo' le hizo por momentos titubear al tener que manifestarse."Nunca pensé que sería homenajeado en Maracaná, estoy muy emocionado. Mis sinceros agradecimientos al público brasileño", dijo el ex puntero de la selección charrúa, cuyas marcas quedaron entre las de Eusebio, el ex DT brasileño Telé Santana y el bicampeón mundial Djalma Santos (1958-1962).Turistas, curiosos, autoridades municipales y deportivas asistieron a la ceremonia mientras un equipo de un canal de televisión extranjero que graba un documental sobre la historia de los mundiales acompañaba al ídolo uruguayo, quien también recibió un libro sobre el estadio con una foto de su famoso gol.Con cierta pena por participar de aquella 'tragedia' y con algo de diplomacia, Ghiggia expresó: "me gustaría desearle felicidades a todo el público brasileño en este año nuevo. Viva Brasil"."Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el Papa, Frank Sinatra y yo", sentencia la imborrable frase del propio Ghiggia, astro del del Peñarol de Montevideo a fines de la década de 1940 y principios de la de 1950.Ghiggia, que también integró la selección 'azzurra', jugó además diez temporadas en el fútbol italiano (1953-1962), en el AS Roma y el AC Milán.Para los brasileños esta fue una derrota traumática que hirió el orgullo nacional y a partir de allí le hizo despertar para ganar títulos mundiales (1958-1962-1970-1994-2002).Brasil apunta ahora a una 'revancha', aunque diferente, en su tierra, pues en 2014 organizará el Mundial y espera dirimir el título seguramente en el Maracaná.En la Vereda de la Fama del Maracaná figuran astros de la selección brasileña como el ex ídolo del Flamengo, Zico, el artillero Romario, el mítico puntero Garrincha, el actual DT de Brasil, Dunga, o el crack del Real Madrid, Kaká.

Más noticias

0 Comentarios