El G20 silencioso sobre la financiación antes de la cumbre de Copenhague

Los países del G20 se comprometieron el sábado a trabajar por un "resultado ambicioso" en la conferencia de Copenhague, pero no se pusieron de acuerdo sobre una cifra para financiar la lucha de los países en desarrollo contra el cambio climático.

Los países del G20 se comprometieron el sábado a trabajar por un "resultado ambicioso" en la conferencia de Copenhague, pero no se pusieron de acuerdo sobre una cifra para financiar la lucha de los países en desarrollo contra el cambio climático.Los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de las principales economías desarrolladas y emergentes del planeta también dijeron que mantendrían las políticas de apoyo instauradas en el último año debido a una recuperación "desigual", en un comunicado difundido al final de la reunión celebrada en la localidad escocesa de Saint Andrews."Todavía no estamos a salvo y debemos mantener las medidas que hemos tomado", declaró el ministro del país anfitrión, Alistair Darling, que por la mañana había predecido una "década de austeridad" si no se consolidaba la recuperación.Cuando las mayores economías mundiales empiezan a salir de la recesión, el secretario del Tesoro norteamericano, Tim Geithner, dijo que había "un consenso muy amplio de que el crecimiento sigue siendo la política dominante".Mientras tanto, la propuesta del primer ministro británico Gordon Brown, que hizo una aparición sorpresa en la reunión, para que el G20 considerara una tasa sobre la transacciones financieras internacionales entre otras medidas para devolver la estabilidad al sistema, recibió una acogida poco entusiasta.La otra gran prioridad británica era el clima, a falta de un mes exacto para el inicio de la conferencia de la ONU en la capital danesa (7-18 de diciembre), cuyo objetivo es lograr un tratado que suceda al Protocolo de Kyoto.En este apartado, el G20 sólo prometió "avanzar" en sus trabajos para ayudar económicamente a los países en desarrollo a que cumplan sus compromisos en materia de lucha contra el cambio climático."Nos comprometimos a actuar para enfrentar la amenaza del cambio climático y trabajar hacia un resultado ambicioso en Copenhague", señala el comunicado."Discutimos opciones de financiación del cambio climático y reconocimos la necesidad de aumentar de manera significativa y urgente la escala y previsibilidad de esta financiación para implementar un acuerdo internacional ambicioso", agrega el texto.Pero habían señales de discordia en torno a este tema. Darling dijo que había "diferentes puntos de vista" alrededor de la mesa, y otra fuente que algunas potencias emergentes consideraban que el G20 no era "el foro apropiado" para debatirlo.La falta de compromiso del G20 fue criticada por las ONG. La organización dedicada a la conservación de la naturaleza WWF dijo en un comunicado que el G20 había "fracasado en lograr un consenso sobre la financiación requerida para un acuerdo global que evite el catastrófico cambio climático" y expresó "escepticismo" sobre las promesas de avanzar en Copenhague.Durante la mañana, Brown había pedido a los ministros que consideraran una tasa sobre las transacciones mundiales, parecida a la que propuso en los años 70 el economista estadounidense James Tobin, que nunca vio a luz debido a supuestas dificultades técnicas.Según Brown, esta medida reflejaría mejor "la responsabilidad global" que las instituciones financieras tienen hacia la sociedad.Pero el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, declaró tras la reunión que el tema "no se había discutido en absoluto" y no figuraba en el comunicado.Interrogado en la cadena Sky News sobre esta eventual tasa, Geithner declaró: "No, esto no es algo que estemos preparados para apoyar.El director del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, indicó por su parte que la medida que está en estudio, y que él llama "tasa FMI", no gravaría las transacciones financieras, sino que sería más bien como una póliza de seguros en los bancos que asumieran más riesgos pagarían más.Coincidiendo con la reunión, unas 200 personas, muchas de ellas vestidas con trajes que imitaban los de los banqueros, se reunieron en una playa de Saint Andrews para protestar contra la reunión y exigir medidas en favor del clima y del empleo.

Más noticias

0 Comentarios