Francia defiende la digitalización cultural que debe involucrar al Estado

Francia apoya una asociación "equilibrada" con el gigante estadounidense Google para que su patrimonio escrito sea digitalizado pues esa tecnología es una "revolución" en el acceso a la cultura, pero opina que el Estado debe tener un papel preponderante en su proceso de regulación.

Francia apoya una asociación "equilibrada" con el gigante estadounidense Google para que su patrimonio escrito sea digitalizado pues esa tecnología es una "revolución" en el acceso a la cultura, pero opina que el Estado debe tener un papel preponderante en su proceso de regulación.A Google "les vamos a proponer (...) un intercambio de ficheros sin confidencialidad ni exclusividad, en un marco de transparencia y respeto de los autores", afirmó el martes el ministro francés de Cultura, Frederic Mitterrand, al diario francés Le Monde.Esa propuesta es una de las tres recomendaciones de un informe sobre la digitalización de los fondos patrimoniales de las bibliotecas francesas que Mitterrand recibió este mismo día y al que tuvo acceso la AFP."El acceso a la cultura mediante la digitalización es una revolución que me atrevo a comparar con las Casas de la Cultura de (André) Malraux", sostuvo Mitterrand, tras saludar el informe de la comisión predidida por Marc Tessier, ex director general del Centro Nacional de la Cinematografía (CNC).Google ha empezado a digitalizar millones de libros a través de su biblioteca on line Google Books, generando preocupación en Francia y en Europa por las condiciones que conlleva."Google ha entrado en Europa como un conquistador y muchos le han abierto las puertas firmando acuerdos que considero inaceptables", afirmó Mitterrand en esa entrevista.Esos acuerdos "se basan en una confidencialidad excesiva, exclusividades imposibles, cláusulas inmpertinentes y hasta leoninas hacia el derecho de autor", explicó el ministro, luego de precisar que cuando asumió el ministerio, en junio de 2009, se encontró con discusiones casi "novelescas" según las cuales "Francia entregaría su patrimonio a la sociedad monopolística mundial".Mitterrand, cuyo ministerio recibió 750 millones de euros para la digitalización de su patrimonio, sostuvo que "es un asunto demasiado importante como para que el Estado no esté en el centro del proceso de regulación".Además de la propuesta que Francia hará a Google, con cuyos dirigentes Mitterrand se reunirá en marzo en Estados Unidos, la misión propone otras dos líneas de trabajo: reformar y desarrollar el portal internet Gallica, de la Biblioteca Nacional de Francia (BnF), e impulsar el modelo a nivel europeo."Es esencial sacar provecho de esta situación para crear un efecto dominó a nivel de los Estados miembros de la Unión Europea" (UE), dice el documento.Según la misión "la perspectiva de digitalización masiva de obras impresas (...) es una oportunidad para la difusión de la cultura francesa"."La visilibilidad del 'corpus escrito' francófono en la red es un objetivo principal que necesita competencias y experiencias sumamente variadas", afirma.Para la comisión, "la principal apuesta, política y cultural" que supone el proceso de digitalización es "una revisión profunda de las políticas públicas" en lo referido a lo que está "escrito y al acceso del público a las obras"."Por lo tanto, Francia tiene que conservar el control del proceso de digitalización y sobre todo de difusión de los contenidos digitales", afirma el informe.Google se congratuló de la "colaboración" propuesta por Francia pues se inscribe en "la cooperación que siempre hemos promovido", indicó Philippe Colombet, responsable del sector libros de Google Francia."Esta colaboración enriquecerá el índice Googles Livres y mejorará el servicio a los internautas que accederán a miles de obras en francés", agregó.El informe de la misión Tesier se conoció días después de que otra misión, sobre la Creación e Internet dirigida por el productor Patrick Zelnik, propusiera crear una "tasa Google" sobre los ingresos publicitarios en línea para mejorar la remuneración de diarios, portales culturales y artistas.Esa tasa, que busca propiciar las descargas legales de internet, se aplicaría a los grandes grupos como Google, Microsoft, AOL, Yahoo o Facebook.Desde hace meses, portales culturales y de prensa en línea se quejan de que los buscadores, como Google, captan lo esencial de los recursos publicitarios utilizando un contenido que no les pertenece, sin ninguna contrapartida.

Más noticias

0 Comentarios