Finalmente sucedió en el Texas Motor Speedway

Al capitalizar en su consumo superior de combustible, Kurt Busch condujo su No. 2 Dodge a la victoria en la Dickies 500, luego que el desastre golpeó a Johnson como un rayo y cerró más la Caza por la Copa Sprint de NASCAR después de todo.

Finalmente sucedió en el Texas Motor Speedway Finalmente sucedió en el Texas Motor Speedway

Finalmente sucedió en el Texas Motor Speedway

Johnson sufrió un accidente en la vuelta 3 que mandó al garaje a su No. 48 Chevrolet por más de una hora mientras su equipo hacía reparaciones extensas. Con un resultado en 38° lugar, Johnson perdió 111 puntos de su ventaja de 184 en la Caza con Mark Martin, en segundo lugar, quien finalizó cuarto y está 73 puntos detrás con dos carreras restantes.

Busch ganó la carrera a expensas de su hermano Kyle Busch, a quien se le acabó el combustible con tres vueltas para completar una barrida sin precedentes en fin de semana de carreras en las tres divisiones principales de NASCAR. Busch ganó la carrera de la Serie Camping World Truck de NASCAR el viernes y el evento de la Serie Nationwide de NASCAR el sábado.

Luego de entrar a pits en la vuelta 269 de 334, Kyle Busch iba de líder e intentaba ahorrar combustible cuando éste se le acabó en la recta trasera en la vuelta 331. "¡Se me acabó! ¡Se me acabó-entro con ustedes!", transmitió por radio a Dave Rogers, su jefe de equipo, quien reemplazó a Steve Addington en el cajón de pits luego de la carrera del domingo pasado en Talladega.

Eso le dio el liderato a Kurt, quien entró en la vuelta 271 y ahorró combustible suficiente para llegar a la meta.

Denny Hamlin se aprovechó de la falta omnipresente de combustible para finalizar segundo, 25.686 segundos detrás de Busch, el margen más amplio de victoria en una carrera de la Copa Sprint de NASCAR desde la implementación de anotaciones electrónicas en mayo de 1993. Matt Kenseth llegó tercero, seguido de Martin, Kevin Harvick y Tony Stewart. Ellos fueron los únicos seis pilotos en finalizar en la vuelta del líder, la menor cantidad desde que seis autos terminaron en la vuelta del líder en junio de 2008 en Dover.

"Sabía que cubríamos el consumo de combustible - tuve confianza en los números de nuestra gente", comentó Kurt Busch en el Carril de la Victoria. "Eso me dio lo que necesitaba para ganar hoy. Fuimos rápidos, jugamos al gato y al ratón con Kyle en los reinicios - ustedes saben, es la primera vez que Kyle y yo competimos fuerte el uno contra el otro por una victoria como esta.

"El que ganáramos y le quitáramos su barrida - intentaba obtenerla - es agridulce. Le echaba porras, pero al mismo tiempo, esto es para nosotros".El intento sin errores de Johnson hasta hoy por un cuarto campeonato consecutivo tuvo un revés importante luego que un golpe de David Reutimann en la curva 2 provocó que Sam Hornish Jr. se deslizara hacia arriba en la pista y contra el No. 48 Chevrolet de Johnson.

Johnson luchó por recuperar el control antes de trompearse contra el No. 77 Dodge de Hornish y golpear fuertemente el muro interno. Johnson estuvo fuera de la pista por una hora y ocho minutos mientras su equipo trabajaba frenéticamente para reparar el auto, que sufrió bastantes daños en el frente y en la parte trasera.

El No. 48 Chevy regresó a la pista en la vuelta 115 y recuperó cinco posiciones por el abandono de otros autos.

Johnson se quedó en el auto durante todo el proceso de reparaciones.

"Sólo me quedé en el auto y pensaba en lo que sucedió, cómo pude haber hecho algo diferente", dijo. "(Estaba) en el carril externo, corriendo junto a un par de autos, y realmente ni vi que el 77 estaba suelto. Me golpearon de lado. Me trompeé.

"Pensé esas cosas mientras estaba en los pits. Observé a la gente y tuve la esperanza que pudieran arreglar el auto para regresarlo a la pista. Podía ver las televisiones, estaba viendo la carrera. Le presté atención a la posición en la pista del 5 (Martin) y del 24 (Jeff Gordon, ganador de la posición de privilegio quien terminó 13°, y está 112 puntos detrás de Johnson)".

"Creo que después de suficiente tiempo de estar ahí, finalmente me calmé, respiré profundo y me relajé. Pero los primeros 20, 30 minutos de eso fueron muy dolorosos".

Más noticias

0 Comentarios