Farmacéuticas transnacionales acatan derogatoria de patentes en Ecuador

Los altos precios de los medicamentos llevaron a Ecuador a abolir patentes de laboratorios, en su mayoría extranjeros que controlan el 82% del mercado, en una medida que fue acatada este miércoles por 14 firmas europeas y estadounidenses.

Los altos precios de los medicamentos llevaron a Ecuador a abolir patentes de laboratorios, en su mayoría extranjeros que controlan el 82% del mercado, en una medida que fue acatada este miércoles por 14 firmas europeas y estadounidenses."Los costos elevados, la producción insuficiente y la falta de investigación han contribuido a que millones de habitantes de países en vías de desarrollo como Ecuador no tengan acceso equitativo a medicamentos", dijo el presidente del Instituto de la Propiedad Intelectual (IEPI), Andrés Ycaza.La emisión de "licencias obligatorias" es una solución para que el derecho a la salud sea una realidad, agregó.El presidente Rafael Correa decretó el pasado viernes que las patentes sean reemplazadas por esos permisos, en un plan que permitirá producir localmente o importar medicinas a bajo costo y que prevé regalías para los laboratorios que podrían llegar a 10% de las ventas netas."Aceptamos democráticamente esta decisión del presidente de viabilizar legalmente este mecanismo excepcional, observando los derechos y responsabilidades consagrados en la legislación ecuatoriana, la normativa andina y los acuerdos internacionales suscritos por Ecuador", expresó la Industria Farmacéutica de Investigación (IFI).Ese gremio, que reúne en Ecuador a 14 transnacionales como Bayer, GSK y Pfizer, agregó en un comunicado que "somos concientes de que ningún derecho de cualquier índole se superpone a los intereses de salud pública, sobre todo en circunstancias de especial gravedad".Ycaza citó que un laboratorio nacional solicitó en 2002 una licencia obligatoria para un antirretroviral de la británica GSK y que, a pesar de que ese permiso no fue emitido, el fabricante redujo el precio de 350 a 60 dólares para una dosis mensual.El gobierno asegura que el precio promedio de un medicamento con competidores es de 3,85 dólares, frente a 46 dólares de uno sin competencia, excluyendo los oncológicos y antirretrovirales.En Ecuador, donde operan 243 laboratorios, se han registrado 23.197 infectados con ese virus, incluidos 5.000 fallecidos, según organismos privados.La derogatoria afectará a unas 2.200 patentes, entre ellas las de 177 empresas extranjeras que controlan el 82% de un negocio que mueve 720 millones de dólares al año en el país.Además de abaratar los costos, la industria nacional prevé la generación de unos 12.000 empleos para funcionar con toda su capacidad, actualmente en 40%.Pero expertos en propiedad intelectual advierten que la medida marginará al país de los conocimientos e investigaciones de las multinacionales."Ninguna de ellas querrá registrar sus inventos aquí debido a la inseguridad jurídica, lo cual también implica menos inversión", manifestó Fernando Benítez, de Estudio Legal, al diario El Comercio."El monopolio que ejercen los titulares de las patentes y los precios elevados en los cuales se comercializan estos productos impiden que los pacientes reciban los medicamentos que necesitan", replicó el IEPI.El decreto establece que "no se considerarán de prioridad para la salud pública las medicinas cosméticas, estéticas, de aseo y (...) las que no sean para el tratamiento de enfermedades".Correa señaló que posteriormente derogará las patentes de los agroquímicos y de "toda clase de conocimiento" que se considere un "bien público" como el software.

Más noticias

0 Comentarios