F1: Todt y Vatanen, dos proyectos distintos para renovar a la FIA

El francés Jean Todt y el finlandés Ari Vatanen, candidatos a la presidencia de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) en las elecciones que tendrán lugar este viernes en París para la sucesión de Max Mosley, abogan por distintos proyectos para renovar al organismo.

El francés Jean Todt y el finlandés Ari Vatanen, candidatos a la presidencia de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) en las elecciones que tendrán lugar este viernes en París para la sucesión de Max Mosley, abogan por distintos proyectos para renovar al organismo.Ambos rivales tienen algunos puntos en común, en particular el haber debutado en la especialidad de rally. Todt, de 63 años de edad, como copiloto, y Vatanen, de 57, al volante. Posteriormente, Todt se recicló como director deportivo, en Peugeot y Ferrari, mientras que el nórdico siguió disfrutando como piloto, para después entrar en política como diputado europeo.Para suceder al británico Max Mosley, quien ha encadenado cuatro mandatos sucesivos en la FIA, Todt y Vatanen han prodigado esfuerzos desde el año pasado, un día asistiendo a un rally y a la semana siguiente a un Gran Premio de Fórmula 1, o viajando por Africa, Medio Oriente, y allí donde se pudiera cosechar apoyos.Los candidatos pugnan por la presidencia de una maquinaria enorme creada en 1904, bajo el rótulo jurídico de "asociación sin fines de lucro". Un siglo más tarde, cualquier decisión de la FIA tiene implicaciones de tipo financiero, sobre todo para los constructores del deporte automóvil. Además, por ejemplo, McLaren y Renault, implicados en recientes escándalos en la Fórmula 1 por espionaje, en particular, han visto temblar sus cimientos.La Asamblea general de la FIA, que se reúne el viernes para elegir a su nuevo presidente, está integrada por 224 miembros que representan a 125 países diferentes. La mayoría, procedentes de los automóviles clubes nacionales o regionales que, junto con la FIA gestionan asuntos de seguridad carretera, movilidad y cuestiones medioambientales.Además, en el seno de la FIA hay un Comité, a su vez compuesto por miembros de los diferentes integrantes del organismo, y un Senado en el que rigen diez personalidades, que incluye al presidente de la FIA y a su antecesor. Este Senado se ocupa en particular de cuestiones financieras, o sea cerrar cuentas o preparar los presupuestos del Consejo Mundial, del Deportivo y del de Movilidad y Turismo.El viernes no se escrutarán 224 sufragios exactos, puesto que algunos miembros representan a varias organizaciones a la vez, mientras otros no tienen derecho a voto, muchas veces por no estar al día en sus cotizaciones a la FIA.La votación será secreta y, a solicitud de Vatanen, en la ocasión será "reforzada la confidencialidad del voto".Muy crítico respecto al actual funcionamiento de la FIA, el finlandés capitaneó una campaña muy distinta a la de Todt. Al primero se le escuchó hablar de "cambio, transparencia y democracia", e incluso llegó a comparar su trayectoria con la del presidente estadounidense Barack Obama.En cambio, Todt, apodado "Napoleón", siempre se apoyó en su fuerza y en su experiencia como director deportivo. Apoyado por Max Mosley y las grandes federaciones europeas, éste ha prometido "una FIA diferente", aún representando en los papeles a cierto continuismo en el poder.

Más noticias

0 Comentarios