Expulsados de sus casas por las obras de la CAN

Varios barrios fueron destruidos para levantar edificios nuevos y un estadio, dejando a miles de personas en la calle.

Estas son las dos caras de Luanda, por un lado una capital en plena reconstrucción y por otra chabolas que apenas tienen en pié. Aquí, en el barrio de Cambamba, las autoridades expulsaron a 400 familias para levantar un complejo de edificios de lujo.

“Lo que hace el gobierno desde el 2002 es provocar una guerra contra gente que no puede defenderse. Es otro tipo de guerra, moral y física. Mientras que sus hijos tienen escuelas donde estudiar los nuestros no tienen nada” dijo Julio Chizala, representante de los habitantes de Cambamba.

La guerra civil provocó el éxodo rural de miles de personas que se instalaron en la capital. A pesar del crecimiento vertiginoso de la economía, los pobres siguen sin obtener ningún beneficio de la riqueza petrolífera del país. Angola, junto a Nigeria, es el principal productor de África.

Al igual que Feliciano, la mayoría de los expulsados han construido mal que bien un hogar, a pocos metros del terreno en obras.

“No tengo marido, tuve que reconstruirlo todo yo mismo. Utilicé trozos de chapa para construir mi casa. El gobierno nos abandonó hace mucho. Nos habían prometido casas pero no existen” dijo Feliciana Alberto, habitante de Cambamba.

La desesperación es también palpable en el barrio de “Bagdad”, o más bien lo que queda de este suburbio después del paso de las aplanadoras.

“La mayoría no hemos sido indemnizados. El ayuntamiento se burla de nosotros, nos da 500, 1000 o 3000 dólares por nuestras casas, no es suficiente” dijo Jacinto Mario Kiluanji, habitante del barrio "Baghdad".

Las autoridades locales, que no aceptaron nuestras demandas de entrevista, consideran que estas personas no tienen derechos porque no disponen de un título de propiedad. Algunas asociaciones luchan para que los expulsados sean realojados.

“El gobierno tendría que buscar una respuesta a la crisis de la vivienda, una necesidad de base de la población. No es justo que el gobierno sólo se ocupe de la población cuando hay elecciones” dijo Rafael Morais, asociación "SOS Habitat".

El presidente angoleño, José Edouardo Dos Santos, quien lleva 30 años en el poder, ha prometido construir un millón de viviendas para los pobres de aquí al 2012. Pero por el momento, los expulsados de la copa África viven entre los escombros.

Más noticias

0 Comentarios