Expropiaciones de viviendas erosionan la estabilidad familiar de los latinos

Lanzan generación de los expropiados, estudio que presenta entrevistas con familias hispanas cuyos hogares fueron expropiados, cuyos testimonios revelan los daños sufridos por dicha pérdida.

Expropiaciones de viviendas erosionan la estabilidad familiar de los latinos Expropiaciones de viviendas erosionan la estabilidad familiar de los latinos

Expropiaciones de viviendas erosionan la estabilidad familiar de los latinos

Mientras esta semana se cumple el 1er año del plan de estabilidad y accesibilidad para el propietario de vivienda, del presidente Obama, el NCLR (National Council of La Raza), la más extensa organización latina en los EEUU en pro de los derechos civiles, y la University of North Carolina lanzaron este martes en el Center for Community Capital de Chapel Hill la generación de los expropiados: el impacto a largo plazo de la crisis de vivienda en las familias latinas, es un estudio que presenta entrevistas con familias hispanas cuyos hogares fueron expropiados, cuyos testimonios revelan los daños sufridos por dicha pérdida.

Este es el primer reporte que abarca los impactos a largo plazo que las frecuentes expropiaciones tendrán entre familias que pudieran perder su patrimonio de un momento a otro, del que se espera que genere una clara respuesta de parte de los legisladores.

“Se espera que a unos 1.3 millones de familias latinas se les expropien sus hogares entre el 2009 y el 2012. Esto supone una pérdida dramática de solvencia y un fuerte impacto a la estabilidad familiar. Este estudio arroja luz a los costos humanos y sociales de tales expropiaciones y la urgente necesidad de que intervenga enérgicamente el gobierno federal en apoyo del propietario de vivienda, incluso desempleado”, afirmó Janet Murguía, Presidenta y CEO del NCLR.

The Foreclosure Generation documenta las experiencias de familias que forzadamente abandonaron sus hogares, porque se les expropiaron. Los entrevistados por lo regular agotaron todos sus recursos para salvar sus viviendas, más no pudieron recibir asesoría apropiada en amortizaciones, por lo que acudieron a parientes y amistades, para seguir procurándose lo indispensable. Desavenencias conyugales, ansiedad, depresión, pobre desempeño escolar, crisis financiera y relaciones tensas entre cónyuges eran las principales crisis reportadas.

“Nuestros hallazgos del impacto de las expropiaciones de hogares en las familias son impactantes. En particular los menores pasan por momentos traumáticos en la escuela, y resultan profundamente afectados por la inestabilidad del hogar. Se requieren mayores estudios para comprender mejor el impacto a largo plazo de tales expropiaciones en nuestras comunidades y para hallar las mejores soluciones a nuestras necesidades”, dijo Roberto Quercia, director del Center for Community Capital, University of North Carolina en Chapell Hill.

Casi 8 millones de propietarios en los EEUU no están al corriente en sus pagos de amortizaciones y unas 400,000 familias latinas se espera que pierdan su patrimonio por expropiación tan sólo desde el 2009.

Para el 2050, los latinos serán el 30 % de la población nacional, con respecto al 14 % de este 2010, y los inmigrantes e hijos de los mismos formarán parte del 82 % del crecimiento demográfico entre el 2010 y el 2050.

The Foreclosure Generation: The Long Term Impact of the Housing Crisis on Latino Children and Families ofrece recomendaciones para fomentar la situación financiera y de vivienda de las familias afectadas por expropiaciones y para reforzar la propiedad como una herramienta financiera para el americano de ingresos modestos. En particular, el reporte enfatiza las magras subvenciones federales, por lo que es un llamado a los legisladores para que con decisión ayuden a resolver la crisis financiera y de vivienda.

“Para que la nación se recupere de la devastación de las expropiaciones, el americano requiere 3 cosas: protección contra expropiación, oportunidad para familias que califiquen de adquirir nuevas viviendas a precios módicos, y reforzar la protección al consumidor así como los estándares contables para prevenir crisis futuras”, dijo Murguía.

Más noticias

0 Comentarios