Exposición sobre cambio climático para niños mexicanos

Los niños de la Ciudad de México, una de las urbes más contaminadas en el mundo, aprenden a través de una nueva exposición originalmente montada en Nueva York cómo las emisiones de dióxido de carbono calientan y transforman al planeta.

Los niños de la Ciudad de México, una de las urbes más contaminadas en el mundo, aprenden a través de una nueva exposición originalmente montada en Nueva York cómo las emisiones de dióxido de carbono calientan y transforman al planeta.En el Museo del Papalote, localizado en el bosque de Chapultepec y creado especialmente para los niños al no tener las restricciones habituales de estas instalaciones, se pueden observar la representación de un oso polar gigante que merodea por comida en una pila de basura de una ciudad o un arrecife de coral blanco ya muerto.México encabeza una campaña mundial para combatir el cambio climático, en la que destaca un Fondo Verde mundial que este país busca promover en la crucial cumbre sobre el cambio climático a realizarse en diciembre en Copenhague.Pese a esta campaña gubernamental, muchos mexicanos ignoran los principales aspectos que tienen que ver con el calentamiento global, desde las pocas reservas de agua hasta la migración masiva y los conflictos que se podrían presentar si no se toman medidas para combatirlo."De algún modo el cambio climático es algo nuevo, por eso se está haciendo un enorme esfuerzo. Esta exposición es parte de la educación de todos los niveles sociales en torno al cambio climático", comento a la AFP Tiahoga Ruge, un consultor sobre educación ambiental en México.Los organizadores esperan atraer con esta exposición interactiva a miles de niños y adultos durante los seis meses que durará y crear una conciencia en torno al medio ambiente en un país que es uno de los principales productores de petróleo y que lucha contra la deforestación y la sequía.La exposición, diseñada por un amplio grupo de científicos internacionales para resaltar los principales aspectos del calentamiento global, fue montada inicialmente en el Museo de Historia Natural de Nueva York.La muestra también forma parte de los crecientes esfuerzos para preparar a la opinión pública a medida que se acerca la cumbre de Copenhague, del 7 al 18 de diciembre, y en la que se buscará un acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto, que contempla la reducción de emisiones de carbono y que expira en 2012.México se ha comprometido a reducir sus emisiones de carbono en un 50% antes de 2050, si bien los ambientalistas aseguran que puede hacer más para disminuir la quema de combustibles, una de las principales fuentes de dióxido de carbono.Después de recorrer la exposición, los niños pueden escribir sus propias ideas sobre cómo reducir el calentamiento del planeta. "Yo creo que si toda la comunidad del país se pone a pensar qué estamos haciendo con nuestro propio planeta, pues ojalá que se cambie", dijo Imelda Moreno Ramírez, una estudiante que visitó la exposición.

Más noticias

0 Comentarios