Expertos moderan expectativas por hallazgo de gas en el sur de Perú

El descubrimiento de una reserva de gas en la selva peruana, anunciado la víspera por el presidente Alan García como la garantía de abastecimiento para su país hasta 2050, fue calificado como un "optimismo exagerado" por expertos que pidieron al gobierno no crear falsas expectativas.

El descubrimiento de una reserva de gas en la selva peruana, anunciado la víspera por el presidente Alan García como la garantía de abastecimiento para su país hasta 2050, fue calificado como un "optimismo exagerado" por expertos que pidieron al gobierno no crear falsas expectativas.Varios analistas destacaron la noticia pero pusieron en duda que los montos anunciados puedan cubrir la creciente demanda hasta 2050.El presidente García dijo la víspera que en un pozo que trabaja la brasileña Petrobras en la región de Urubamba, en Cusco (sudeste), conocido como lote 58, "se ha encontrado una gran cantidad de gas" calculada en al menos un billón (millón de millones = "trillion" en inglés) de metros cúbicos de gas (unos 28.460 millones de m3).El descubrimiento podría llegar a ser de hasta cinco veces más porque hay otros cuatro pozos en la zona, añadió el mandatario al subrayar que "si esto se confirma podemos decir que hemos dado un salto en la seguridad energética hasta más allá del año 2050"."Cualquier hallazgo de gas es buena noticia en cualquier parte del mundo, sin embargo con las cifras es preferible ser bastante mesurado", declaró a la AFP el experto en hidrocarburos Aurelio Ochoa. "A veces las perspectivas que dan los técnicos, el presidente las toma en su máxima dimensión", añadió.Perú cuenta con 13 billones de pies cúbicos de gas (unos 365.000 millones de metros cúbicos) y 600 millones de barriles de líquidos -según información oficial- procedente de los yacimientos de gas de Camisea, en Cusco, ubicado cerca al lugar del nuevo hallazgo.El potencial de Camisea permite un abastecimiento de gas por un plazo de unos veinte años, según cálculos oficiales.Ochoa dijo que la cifra anunciada por el mandatario, incluso si se llega al cálculo más optimista de las previsiones, serviría para abastecer al país por dos o tres años más."El anuncio del presidente quizás sea producto del entusiasmo del momento, pero es mejor tomar el tema con pinzas", añadió.Por su parte, el economista Alejandro Indacochea advirtió que "cuando el optimismo desborda la realidad evidentemente se generan expectativas que después no van a ser cumplidas"."Se trata de un optimismo exagerado y no se justifica en un país donde no hay un plan energético; pensar que estas pequeñas reservas nos van a cubrir hasta el 2050 y que Perú puede llegar a ser como Venezuela están fuera de lugar", refirió.Por ello dijo que "las buenas noticias cuando se exageran se convierten en malas".Indacochea hizo notar que las cantidades anunciadas por el presidente García alcanzarían para tres o cuatro años adicionales.Perú está empeñado en el cambio de la matriz energética con la utilización masiva del gas de Camisea en reemplazo del petróleo y sus derivados. Por ello busca ampliar sus reservas que le permitan cubrir su demanda interna y contar con una porción para la exportación, principalmente a México, aunque hay oposición a su venta al exterior.Por su parte, la petrolera estatal brasileña Petrobras se refirió este viernes al hallazgo en una nota emitida en Brasil, aunque evitó brindar números del volumen y señaló que se está evaluando la viabilidad comercial del descubrimiento."Las muestras obtenidas están en fase de análisis para que pueda ser confirmada la comercialización del bloque y calculado un estimativo de volumen de gas natural", resaltó Petrobras, que cree que en "las próximas semanas" se terminarán esos estudios.

Más noticias

0 Comentarios