Ex pionero surcoreano de la clonación, Hwang Woo Suk, condenado por fraude

El ex "pionero de la clonación" surcoreano Hwang Woo-suk, caído en desgracia por haber falsificado "primicias científicas mundiales", fue condenado el lunes a dos años de cárcel en suspenso por acusaciones de fraude.

El ex "pionero de la clonación" surcoreano Hwang Woo-suk, caído en desgracia por haber falsificado "primicias científicas mundiales", fue condenado el lunes a dos años de cárcel en suspenso por acusaciones de fraude.Hwang, de 56 años, había sido acusado en 2006 de fraude, malversación de fondos y violación de la bioética, cargos pasibles de cinco años de cárcel.El tribunal lo declaró culpable del desvío de 830 millones de wons (704.000 dólares) y de violaciones de las leyes de la bioética, informaron fuentes judiciales. La Fiscalía reclamaba una pena de cuatro años de cárcel.El científico permaneció impasible al oír la sentencia y salió de la corte bajo los aplausos de un centenar de simpatizantes.Hwang fue despojado de todos sus títulos universitarios y científicos y apartado de la investigación, tras ser reconocido culpable por sus pares de la Universidad de Seúl de haber falsificado dos "primicias mundiales" en el campo de la clonación terapéutica.Una de esas primicias fue la supuesta extracción, en 2004, de una línea de células madre a partir de embriones obtenidos por clonación, a la que siguió, en 2005, un segundo presunto hallazgo aún más importante: la producción de once colonias de células madre.Esos anuncios habían generado grandes esperanzas en el tratamiento del cáncer, la diabetes y el mal de Parkinson.Pero su reputación se vio empañada cuando una televisión surcoreana afirmó en noviembre de 2005 que el investigador había violado las leyes de la bioética utilizando ovocitos proporcionados por sus colaboradoras.La fiscalía había descubierto luego que el profesor desvió 2.800 millones de wons (tres millones de USD) de fondos públicos y privados otorgados a sus investigaciones.Una parte de este dinero había sido utilizado para pagar a los donantes de óvulos, en otra violación de las leyes de bioética.El tribunal también confirmó el lunes que el investigador sabía que su equipo había "exagerado o manipulado" el resultado de ciertos experimentos.Sin embargo, no se probó que el científico haya ordenado a su equipo efectuar esas manipulaciones.Según la investigación judicial, Hwang era el cerebro de la manipulación que hizo creer en un gran avance en el área de la clonación terapéutica.Era uno de sus asistentes, Kim Sun-jong, el encargado de producir las células madre a partir de embriones obtenidos por clonación.Ante la imposiblidad de cumplir con esta misión, este asistente recurrió a células madre ordinarias del laboratorio de Hwang y las presentó como producto de una clonación.El abogado de Hwang había asegurado que el profesor fue víctima de la farsa montada por su asistente.Wang también trabajó en la clonación de animales y logró clonar un perro en agosto de 2005."Sus brillantes resultados en la investigación animal, su sincero arrepentimiento y el hecho de que ya haya sido sancionado por sus pares deben ser tomados en consideración" estimaron los jueces en su fallo.A pesar de que logró escapar a la prisión, el profesor indicó que sus abogados estudiaban la posibilidad de apelar la decisión por considerarla injusta.

Más noticias

0 Comentarios