Ex presidente uruguayo Lacalle pronosticó muerte de Parlamento del Mercosur

El ex presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995), que busca llegar por segunda vez al poder en la elección del 29 de noviembre, auguró la "muerte" del Parlamento del Mercosur (Parlasur) y reclamó independencia política de sus vecinos Brasil y Argentina.

El ex presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995), que busca llegar por segunda vez al poder en la elección del 29 de noviembre, auguró la "muerte" del Parlamento del Mercosur (Parlasur) y reclamó independencia política de sus vecinos Brasil y Argentina.En Uruguay "no pueden haber elecciones del Mercosur, porque carecemos de la base constitucional", por ende el Parlamento del Mercosur va a funcionar sin ningún legislador uruguayo "y esa será la muerte, esperemos, cuanto más rápida mejor", dijo Lacalle en una entrevista con los corresponsales extranjeros.Integrado por 90 legisladores de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, el Parlasur se creó en diciembre de 2006 en Brasilia en momentos en que los socios menores del bloque denunciaban la persistencia de asimetrías y las dificultades para ingresar sus productos al mercado ampliado.Lacalle, de 68 años y candidato por el opositor Partido Nacional (centroderecha), enfrentará el último domingo de noviembre al ex guerrillero José Mujica, de la coalición oficialista Frente Amplio (izquierda), en la segunda vuelta de los comicios que determinarán el sucesor de Tabaré Vázquez en la Presidencia de Uruguay.El ex mandatario liberal se mostró partidario de mantener un Mercosur solo comercial, "con absolutamente ningún mecanismo supranacional"."Cuanto menos relación política tengamos con Brasil o Argentina, mejor para nosotros, porque nacimos a pesar de ellos y tenemos que mantener una celosa independencia en lo político, y la mejor de las relaciones en todo lo demás", afirmó.Lacalle admitió asimismo su rechazo a la adhesión de Venezuela como miembro pleno del bloque regional, pendiente de aprobación en el Senado brasileño y el Congreso paraguayo."Es mejor que no (sea avalado el ingreso). No porque sea Venezuela, que ya de por sí es un problema en sí mismo, sino porque no se puede hacer entrar a alguien sin negociar los términos comerciales", explicó.En ese contexto, Lacalle criticó que su país "fue capaz de aprobar el tratado en 24 horas y no negoció la sustancia" del mismo. "Este es un acuerdo económico y comercial, pero no sabemos qué va a comprara Venezuela, qué va a vender, ni qué listado de preferencias tiene", enfatizó.Lacalle se refirió también al dilatado conflicto diplomático que mantienen Uruguay y Argentina por la planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia instalada sobre un río limítrofe, que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya."Con los puentes cortados, Uruguay no puede ni siquiera hablar, porque es una violación flagrante de los tratados internacionales, notoriamente tolerado por el gobierno argentino", deploró en alusión al bloqueo fronterizo que llevan adelante hace tres años activistas de la fronteriza ciudad argentina de Gualeguaychú, en protesta por la usina que consideran contaminante.

Más noticias

0 Comentarios