Estudiantes en la recta final por el Dream Act

A gritos le hacen un recordatorio a los electores de Maryland: "El futuro de miles de estudiantes indocumentados está en sus manos".

Marchan para recordarle a los residentes del estado de Maryland que el futuro de miles de estudiantes indocumentados está en sus manos. "Mi esperanza es que en noviembre el Dream Act de Maryland sea aprobado", dijo Claudia Quiñonez, estudiante indocumentada.

Docenas de estudiantes y líderes comunitarios que apoyan su lucha recorrieron varias calles de la ciudad de Baltimore hasta llegar a la plaza Hopkins donde concluyeron la primera de muchas marchas que se llevarán a cabo en busca de apoyo para el Acta de Ensueño o Dream Act de Maryland, el cual permitiría que estudiantes indocumentados pudieran pagar sus matriculas universitarias como residentes del estado."El Dream Acta de Maryland... por un lado sí es económico porque técnicamente permite que los estudiantes paguen el mismo costo, pero también es una declaración que la sociedad de Maryland acepta a los inmigrantes y les da valor como cualquier otro residente", afirmó Gustavo Andrade de CASA de Maryland.

Ricky, quien fue traído desde El Salvador cuando tenía apenas 12 años, está esperanzado en que los electores de Maryland le den a él y a miles más una oportunidad.

"Creo en la justicia y creo que Maryland se merece un buen futuro así que quiero decirles... que voten por el Maryland Dream Act noviembre seis"

Como él, hay muchos que han vivido la incertidumbre de los vaivenes de esta propuesta de ley.

Tras meses de rechazos y aprobaciones, el Dream Act fue finalmente ratificado por el gobernador Martin O’Malley en mayo del año pasado, pero rápidamente los rostros de felicidad se convirtieron en llanto cuando un grupo de legisladores republicanos recolectaron las firmas necesarias para llevar el estatuto a un referéndum.

Los que se oponen al Dream Act dicen que la legislación sería muy costosa para el estado y que es injusto que los impuestos que pagan los residentes legales sean usados para subsidiar el estudio de miles de indocumentados.

Más noticias

0 Comentarios