Estrellas de música francesa alientan a niños cubanos afectados por huracán

Los famosos cantantes franceses Yannick Noah, Florent Pagny y MC Solaar, desafiaron el calor tropical y el cansancio de su reciente cruce del Atlántico, para llevar su aliento a miles de niños cubanos, cuyas escuelas fueron arrasadas por dos potentes huracanes.

Los famosos cantantes franceses Yannick Noah, Florent Pagny y MC Solaar, desafiaron el calor tropical y el cansancio de su reciente cruce del Atlántico, para llevar su aliento a miles de niños cubanos, cuyas escuelas fueron arrasadas por dos potentes huracanes."Los niños son el presente y el futuro, si ellos van bien el futuro irá bien", dijo a la AFP Noah, uno de los más populares artistas de Francia, en una escuelita rural del municipio de Viñales -180 km al oeste de La Habana-, totalmente devastada por los ciclones Ike y Gustav en 2008, y ahora parcialmente reconstruida.A la entrada del centro, que lucía un nuevo techo de tejas de zinc, sus escolares dieron la bienvenida con canciones a "los cantantes franceses" y los invitaron a tomarse fotos, mientras que el historiador de Viñales, Ricardo Álvarez, le explicó a los artistas los destrozos que dejaron los ciclones y "lo mucho que queda por hacer".Los cantantes llegaron la noche del martes a La Habana y el miércoles temprano iniciaron el recorrido como parte del proyecto "Escuelas contra Huracanes", que organiza el músico cubano Raúl Paz, radicado en Francia, y que patrocina la UNICEF para apoyar con fondos la reconstrucción de esos centros en la provincia de Pinar del Río (extremo oeste).Según cifras oficiales, Ike y Gustav dañaron más de 5.400 de las 13.185 escuelas cubanas, el 90% de las de Pinar del Río, todas ya parcialmente reconstruidas, pero en algunos casos con reparaciones incompletas.Aún con indicios del cansancio del viaje y el cambio de huso horario dibujados en el rostro, Pagny, con 14 discos y más de 7 millones de copias vendidas, explicó que el objetivo del periplo era "conocer mejor la situación" para "ver cuántas voces más podemos sumar al proyecto".Como para dejarles constancia de que llegaron a un país con dificultades, el ómnibus en que viajaban a Pinar del Río sufrió un pinchazo en una llanta, y hubo que cambiar el transporte, lo que retrasó más de dos horas el programa.Noah, Pagny, MC Sollar y el también francés Jehro, acompañados por el español Antonio Carmona (ex Ketama), visitaron una casa de cultura en San Diego de los Baños, donde el huracán Gustav estableció a su paso, el 30 de agosto de 2008, un récord mundial de fuerza de vientos, con destructoras rachas de 340 km/h.Los artistas conversaron con niños, compartieron algunos de sus juegos, sin que la barrera del idioma se interpusiera."Si hago una comparación con los niños que yo veo por el mundo, en África por ejemplo, encuentro que el sistema educativo cubano es muy bueno", comentó Noak, con más de 4 millones de discos vendidos con sólo tres álbumes.MC Solaar, el creador del rap a la francesa, destacó por su parte "la alegría de los niños cubanos", pese a las dificultades.Desconocidos por el gran público cubano, lo que no ocurre sin embargo con las estrellas de Estados Unidos, los franceses participaron en mayo pasado en París en un primer concierto que recaudó fondos para "Escuelas contra Huracanes".El viernes participarán en un segundo espectáculo en el teatro Karl Marx de La Habana y tal vez en el tercero, previsto en Madrid en diciembre próximo.El final, pese al agotamiento, fue una fiesta. Las estrellas cantaron y bailaron durante una descarga de Paz y del también cantante local X Alfonso, ante unos 6.500 estudiantes en un centro preuniversitario de Pinar del Río, donde, a decir del cubano radicado en Francia, "engrasaron" sus voces para el concierto benéfico del viernes.

Más noticias

0 Comentarios