Estadísticas sobre cáncer de cuello uterino

La prueba de Papanicolaou y la vacuna contra el VPH pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino.

Estadísticas sobre cáncer de cuello uterino Estadísticas sobre cáncer de cuello uterino

Estadísticas sobre cáncer de cuello uterino

El cuello uterino es la parte más baja y estrecha que sirve de entrada al útero. También conocido como la matriz, el útero es donde crece el bebé cuando una mujer está embarazada.

Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cáncer de cuello uterino, pero es poco común en las menores de 30 años. La mediana de edad al momento del diagnóstico (la edad en la cual una mitad de los casos de cáncer era de mayor edad y la otra mitad era más joven) es 47 años. En el 2006 (el año más reciente del que se tienen estadísticas), se diagnosticó cáncer de cuello uterino a más de 11,982 mujeres y 3,976 murieron por causa de esta enfermedad en los Estados Unidos.

Las mujeres hispanas tuvieron la tasa de incidencia más alta de cáncer de cuello uterino, seguidas de las mujeres negras, blancas, de origen asiático y de las islas del Pacífico y las indoamericanas y nativas de Alaska. En general, ocho de cada 100,000 mujeres recibieron un diagnóstico de cáncer de cuello uterino en el 2006.

Las mujeres negras tuvieron la tasa de mortalidad más alta de cáncer de cuello uterino, seguidas de las mujeres hispanas, las blancas y las indoamericanas/nativas de Alaska (ambas en tercer lugar) y las asiáticas y nativas de las islas del Pacífico. En general, 2.4 de cada 100,000 mujeres murieron por cáncer de cuello uterino en el 2006.

Todos los cánceres de cuello uterino son causados por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH es un virus común que se propaga con facilidad por el contacto con la piel durante la actividad sexual con otra persona infectada. Hay muchos tipos de VPH. Algunos tipos de VPH pueden ocasionar cambios en el cuello uterino de la mujer que con el paso del tiempo pueden convertirse en cáncer, mientras que otros pueden causar verrugas genitales.

El cáncer de cuello uterino es muy prevenible debido a que se dispone de pruebas de detección (para detectar problemas en el cuello uterino tan pronto comiencen) y vacunas (para prevenir infecciones por el VPH). Cuando el cáncer de cuello uterino se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida. Las mujeres que han recibido la vacuna de todos modos necesitan hacerse las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino (prueba de Papanicolaou).

Los CDC recomiendan que todas las niñas entre los 11 y 12 años de edad reciban las tres dosis (inyecciones) de la vacuna contra el VPH para protegerse contra el cáncer y pre cáncer de cuello uterino. Las niñas y las mujeres jóvenes entre los 13 y 26 años deben recibir las tres dosis de la vacuna contra el VPH si no han recibido todas las dosis. La vacuna se puede administrar a niñas de 9 años de edad. Los niños y hombres jóvenes de 9 a 26 años de edad también pueden recibir la vacuna contra el VPH para prevenir las verrugas genitales.

Más noticias

0 Comentarios