Esquina de Cotto examinará guantes de Pacquiao para evitar lo de Margarito

Los entrenadores del puertorriqueño Miguel Cotto dijeron que someterán a un cuidadoso escrutinio los guantes y el vendaje del filipino Manny Pacquiao antes de la pelea de campeonato mundial que ambos sostendrán el 14 de noviembre en Las Vegas (Nevada).

Los entrenadores del puertorriqueño Miguel Cotto dijeron que someterán a un cuidadoso escrutinio los guantes y el vendaje del filipino Manny Pacquiao antes de la pelea de campeonato mundial que ambos sostendrán el 14 de noviembre en Las Vegas (Nevada).En declaraciones a la prensa al terminar un entrenamiento del boricua en Los Angeles, su entrenador, Miguel Cotto padre, reconoció haber cometido un error por no inspeccionar los guantes del mexicano Antonio Margarito, lo que le costó a su púpilo la única derrota en su carrera, en julio del pasado año, y dijo que eso "no voleverá a pasarme"."Sólo cometemos el mismo error una vez. Nunca más fallaremos en esto", dijo Cotto Senior.Miguel Cotto (34-1, 27 nocáuts) expondrá ante Pacquiao (49-3-2, 37 kos) su faja de campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en una super pelea en el hotel MGM Grand de Las Vegas.El revés ante Margarito, a quien en una pelea posterior contra el estadounidense Shane Mosley le encontraron sus manos vendadas con cintas untadas de una sustancia parecida al yeso, dejó una amarga experiencia en la esquina de Cotto.Contrario a los preparadores del boricua, los de Mosley se apersonaron en el vendaje del mexicano y descubrieron la irregularidad antes del combate, lo que motivó una fuerte protesta y las posteriores suspensiones de Margarito y su entrenador.Nunca se ha podido probar que Margarito usara vendas trucadas en sus manos para el combate contra Cotto, pero en el aire permanece una fuerte sospecha por la forma en el que mexicano destruyó a su oponente la noche del 7 de julio del pasado año en Las Vegas, al noquearle en el undécimo asalto."Una derrota es una derrota. Nadie sabe si él usó eso contra mí, o no, sólo Margarito y su equipo, pero eso me hace sentir mejor. Los fanáticos del boxeo saben, y ellos son los mejores jueces", dijo Cotto, después de 90 minutos de fuerte trabajo en un gimnasio de Beverly Hills.Cotto rechazó que la derrota ante Margarito haya tenido consecuencias negativas en su siquis, como aseguró el entrenador de Pacquiao, Freddie Roach."¿Por qué no le hacen esa pregunta a Manny, que tiene tres derrotas mientras yo sólo tengo una?", replicó el boricua a interrogantes de la prensa."Mi compromiso es conmigo. En mi última pelea (contra Joshua Clottey) pude haber parado el combate debido a las heridas (del rostro), pero decidí quedarme en el ring debido a mi compromiso conmigo y mi familia", añadió.En ese pleito, el pasado junio en Nueva York, Cotto recibió una profunda herida encima del ojo izquierdo, producto de un cabezazo accidental, pero decidió seguir el combate para llevarse una decisión unánime al cabo de 12 asaltos."Algunas veces usted perdiendo gana. Desde Margarito, grandes cosas le han pasado a mi carrera", añadió. "¿Dónde está Margarito ahora y dónde está Miguel Cotto?".El púgil de Caguas dijo haberse preparado con excelencia para su combate contra Pacquiao, un rival que ha ganado siete de sus últimas 10 peleas por nocáut, incluyendo entre sus anestesiados a Oscar de la Hoya y el británico Ricky Hatton.Roach ha predicho que Pacquiao ganará a Cotto por fuera de combate, para capturar su séptimo título en siete divisiones diferentes."Ese es el problema", dijo Cotto. "Freddie Roach no es el hombre que se va a subir al ring. Si él prepara a Manny para sólo nueve rounds, entonces le faltan tres asaltos más".El ganador de este pleito podría ponerse en línea para un combate de bolsa millonaria el próximo año ante el estadounidense Floyd Mayweather. Roach ha dicho que será Pacquiao quien se mida al norteamericano."El (Pacquiao) puede pelear contra Mayweather todas las veces que quiera pero después que yo le derrote", puntualizó Cotto.

Más noticias

0 Comentarios