La obra del Espíritu Santo no ha terminado – Parte III misión a El Salvador

Sentimos y declaramos con lo que hemos visto, oído y atestiguado que la obra del Espíritu no ha terminado. Todo lo contrario, en estos tiempos de crisis Nuestro Señor Jesucristo con todo su poder continúa realizando su gran obra de salvación.

Sentimos y declaramos con lo que hemos visto, oído y atestiguado que la obra del Espíritu no ha terminado. Todo lo contrario, en estos tiempos de crisis Nuestro Señor Jesucristo con todo su poder continúa realizando su gran obra de salvación. A través de sus manifestaciones de amor, de compasión y de derroche de milagros nos demuestra a los católicos que Cristo est”a vivo y presente más fuerte en la Santa Eucaristía.

Lo hemos comprobado recientemente en nuestra misión no sólo en El Salvador, sino en todas partes del mundo donde con mucha fe, oración y alabanzas se está manifestando el Espíritu Santo con poder. En esta misión he sentido la responsabilidad de que mi misión en este ministerio sagrado de sanación es ayudar a la gente en cualquier estado de vida para que pueda decirle “sí” a Dios, tal como yo mismo debo decirle “sí” en mi propia vida.

Predicando en República Dominicana, Bolivia, los Estados Unidos, Puerto Rico, Colombia, El Salvador, y ahora en Usulután, Soyapango y Olocuilta me doy cuenta de que parte de la humanidad sufre de parálisis espiritual. Pero la parálisis es la del alma que es causada por el pecado. Jesús mira directamente el alma de los hombres y por eso en varias ocasiones le dice: “Tus pecados te son perdonados”. La mayoría de las enfermedades son ocasionadas por nuestra falta de amor y confianza a Cristo Resucitado.

Gracias Ágape, Canal 8 y Radio Luz, ustedes han llevado rayos de esperanza a nuestra población necesitada de Dios porque estamos bendecidos y encendidos. ¡Gloria a Dios!

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo.

Más noticias

0 Comentarios