Esperada película "Lula el hijo de Brasil" abre festival de Cine Brasileño

La película "Lula, el hijo de Brasil", que cuenta la historia del popular presidente Luiz Inacio Lula da Silva, un obrero pobre que llegó a la presidencia del país más grande de América Latina, abrió con récord de público el festival de Cine de Brasilia la noche del martes.

La película "Lula, el hijo de Brasil", que cuenta la historia del popular presidente Luiz Inacio Lula da Silva, un obrero pobre que llegó a la presidencia del país más grande de América Latina, abrió con récord de público el festival de Cine de Brasilia la noche del martes.Con crudas imágenes del árido y paupérrimo nordeste de Brasil donde Lula nació en 1947, comienza la película que narra la dura vida de la familia de ocho hermanos, abandonada por un padre violento, encabezada por una determinada y tierna madre analfabeta, y que, como otros 35 millones de nordestinos, acabó emigrando a Sao Paulo, la industrializada capital económica de Brasil."Cuando el nordestino no muere antes de los cinco años, sobrevive mucho tiempo", suele afirmar el presidente haciendo honores a su difícil historia.La película del director Fabio Barreto explora la llegada de Lula a las fábricas del extrarradio paulista, donde se convirtió en líder sindical que dirigió históricas huelgas que desafiaron a la dictadura (1964-85), pero no aborda la posterior fundación del izquierdista Partido de los Trabajadores con el que llegó a la Presidencia de uno de los países más desiguales del planeta."Lula, el hijo de Brasil" se concentra en el lado personal de la vida de un hombre que enfrentó adversidades como la muerte de su esposa y bebé el día en que iba a nacer su primer hijo y que perdió a su madre cuando estaba en la cárcel detenido por el régimen. Muchos salieron del estreno con ojos empañados."Desde mi primera entrevista con Lula, en 1992, percibí que era cine puro, dramaturgia de primera", explica Denise Paraná, autora de la biografía en la que se basa la película."Soy una admiradora de Lula, pero creo que pusieron muchos clichés de su vida y poco énfasis en su faceta sindical y política", lamentó en declaraciones a la AFP Raquel Oliveira, empleada pública brasileña."No es una película sobre el político, sino sobre un hombre común, su familia y su extraordinaria capacidad de superar dificultades", explica el director, que eligió para el papel protagónico a un actor desconocido, Rui Ricardo Dias.El principal reto del actor, además de ganar y perder 10 kilos durante la filmación, fue "interpretar a una persona de emociones muy fuertes, capaz de llevar a miles de personas a las lágrimas", indicó.Marisa Letizia, la primera dama, con quien Lula se casó tras morir su primera esposa, asistió a la película.El esperado estreno fue una extraña epopeya ya que la asistencia, por estricta invitación, superó las expectativas y duplicó la capacidad de la sala de 1.300 personas. "Los espectadores están ocupando escaleras y corredores, esto tendrá peligro de vida", advirtió irritado ante los micrófonos el productor, Luiz Carlos Barreto.En la exhibición había más políticos que cineastas, como vaticinó la prensa sin equivocarse.La película se estrenará comercialmente el primero de enero de 2010, el año en que los brasileños deberán definir al sucesor de Lula en la presidencia de Brasil."Espero que no sea visto como electoralismo. Lula es alguien de quien todos se sienten orgullosos y es así como tiene que ser visto", declaró a la prensa, sobre la alfombra roja, el ministro de Educación, Sergio Haddad.El largometraje no tuvo problemas de financiación; al contrario, la popularidad récord del mandatario brasileño atrajo a algunas de las principales empresas en el país para sostener el proyecto.

Más noticias

0 Comentarios