España buscará durante su presidencia de UE un acuerdo bilateral con Cuba

El gobierno español trabajará durante su presidencia de la UE para establecer un marco bilateral que rija las relaciones con Cuba, y en el que los derechos humanos serán un capítulo clave, indicó el sábado el canciller Miguel Angel Moratinos tras una reunión en Bruselas.

El gobierno español trabajará durante su presidencia de la UE para establecer un marco bilateral que rija las relaciones con Cuba, y en el que los derechos humanos serán un capítulo clave, indicó el sábado el canciller Miguel Angel Moratinos tras una reunión en Bruselas. Moratinos participó en un encuentro entre la Unión Europea (UE) y Cuba, representada por su canciller, Bruno Rodríguez, el cuarto que se organiza desde que el bloque estableció un diálogo político con la isla en 2008.España representa el mayor apoyo de Cuba en el seno de la Unión y es partidaria, tal y como exigen las autoridades cubanas, de retirar la Posición Común que rige desde 1996 las relaciones entre el bloque y la isla."Siempre que haya un consenso" entre los países europeos, el gobierno español "desea iniciar durante la presidencia" de la UE, que asumirá durante el primer semestre de 2010, los trabajos para alcanzar "un marco bilateral de cooperación" con Cuba, declaró Moratinos a la salida de la reunión.El ministro español defendió que la Posición Común es "sólo una posición unilateral de la Unión Europea", mientras que en un acuerdo bilateral Cuba debería asumir compromisos, incluido en materia de derechos humanos.Por este motivo, Moratinos prometió que, si su iniciativa sigue adelante, "habrá un capítulo clave y muy contundente" sobre los derechos humanos que formará parte del acuerdo bilateral.España deberá empero hacer frente a la resistencia de Suecia, que ostenta hasta diciembre la presidencia de turno de la UE, o de República Checa, países que hasta ahora se negaron de plano a revisar la Posición Común sin un previo compromiso del régimen castrista en materia de derechos humanos y democracia.En la reunión del sábado, participaron también el comisario europeo de Desarrollo, Karel De Gucht, mientras que Suecia se contentó con enviar al secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Frank Belfrage, quien abandonó el encuentro en el más estricto silencio.Fue un encuentro "fructífero, que nos permitió demostrar que la posición española de utilizar el diálogo para tratar todas las cuestiones, incluso las más sensibles, es la mejor manera de avanzar", aseguró por su parte Moratinos.Su homólogo cubano coincidió en que la UE y Cuba progresan en la buena dirección y se mostró convencido de que la "mayoría de los Estados de la UE están a favor de normalizar las relaciones".Rodríguez reiteró empero que la Posición Común es un "obstáculo insalvable", que debe ser eliminado cuanto antes, e insistió en que Cuba no acepta la "manipulación política" de los derechos humanos ni los "dobles raseros", atacando la directiva retorno sobre la inmigración ilegal de la UE, que "permite la detención de personas que no han perpetrado ningún crimen".Tras cinco años de suspensión de las relaciones y sanciones por el arresto y condena de 75 disidentes en marzo de 2003, Bruselas reanudó la cooperación y el diálogo político con La Habana en 2008, a instancias de España.

Más noticias

0 Comentarios