Enviado de EEUU se reúne con Zelaya para buscar salida a la crisis

Thomas Shannon, encargado para América Latina del Departamento de Estado estadounidense, se reunió este miércoles en Tegucigalpa con el depuesto Manuel Zelaya, en el marco de sus gestiones para buscar una solución a la crisis política hondureña, comprobó la AFP.

Thomas Shannon, encargado para América Latina del Departamento de Estado estadounidense, se reunió este miércoles en Tegucigalpa con el depuesto Manuel Zelaya, en el marco de sus gestiones para buscar una solución a la crisis política hondureña, comprobó la AFP.Shannon, acompañado por el secretario de Estado adjunto Craig Kelly, por el asesor de la Casa Blanca para América Latina Dan Restrepo y por el embajador estadounidense en Tegucigalpa Hugo Llorens, se reunió durante más de hora y media con Zelaya en la embajada de Brasil, donde éste último está refugiado desde el 21 de septiembre.Zelaya aseguró a la AFP que los emisarios estadounidenses lo "consideran" como "presidente de los hondureños" y dijo que le reiteraron su posición de "no reconocer" las elecciones convocadas para el 29 de noviembre si antes no es restituido.Sin embargo, desde Washington el embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Lewis Amselem, dejó abierta la posibilidad de que se reconozcan los comicios."Que la OEA descarte el resultado de las elecciones sin examinar las condiciones en las que tendrán lugar es un abuso al derecho de los hondureños a la autodeterminación", señaló Amselem durante una reunión del Consejo Permanente del organismo en Washington.Zelaya, derrocado el 28 de junio por un golpe de Estado, no ofreció detalles sobre su diálogo con Shannon, quien procederá a reunirse ahora con el gobernante de facto Roberto Micheletti.Sobre el resultado del futuro encuentro entre Shannon y Micheletti, Zelaya fue cauto y dijo "mantener sus reservas sobre la falta de voluntad del régimen mientras no se tomen medidas adicionales" para presionarlo.La solución a la crisis, subrayó Zelaya, pasa porque el régimen de facto acepte restituirlo en el poder."Sigo siendo el presidente reconocido por las naciones del mundo. Yo represento una salida, una solución para esas elecciones, igual que represento una salida para el consenso político y una salida para la paz y la tranquilidad del país", indicó Zelaya tras su encuentro con Shannon.Por su lado, Micheletti ha reiterado su rechazo a que Zelaya vuelva a ocupar la presidencia, y como salida propone la renuncia de ambos y establecer un gobierno de transición hasta que asuma el ganador de las elecciones, algo que debería ocurrir el 25 de enero.Los hondureños tienen esperanzas en la gestión estadounidense, tras el fracaso de la mediación del presidente costarricense Oscar Arias y de las últimas negociaciones auspiciadas por la OEA.Además, 75% de los hondureños cree que las elecciones "ayudarán a salir de la crisis" política, mientras que 21% opina que "no ayudarán", según una encuesta divulgada este miércoles por la empresa CID-Gallup.Sin embargo, la ONU considera que no hay condiciones en Honduras para realizar estas elecciones."Nuestra evaluación de la situación por el momento no ha cambiado, seguimos considerando que las condiciones no están reunidas" para realizar elecciones, dijo Michèle Montas, portavoz del secretario general Ban Ki-moon, a la AFP.Los integrantes del movimiento de Resistencia al golpe también han dejado claro que si Zelaya no regresa al poder, boicotearán el proceso electoral.Como nuevo ingrediente a la crisis, el gobierno de facto denunció este miércoles a Brasil ante la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, acusándolo de dar refugio a Zelaya en su embajada en Tegucigalpa.Las autoridades golpistas afirmaron en un comunicado que se reservan el derecho de solicitar la adopción de medidas provisionales o cautelares "si no cesan las actividades ilegales del gobierno de Brasil" en Honduras.

Más noticias

0 Comentarios