Entierran a niño latino que murió por bala perdida

Dan último adiós a niño latino que murió al interior de su apartamento en Washington, DC cuando recibió un impacto de bala.

Decenas de personas entre familiares, amigos, activistas y autoridades se dieron cita en una iglesia episcopal de la calle 16 en el Noroeste de Washington para despedirse por última vez del pequeño Oscar Fuentes.

El menor falleció el pasado fin de semana dentro del apartamento de su familia, ubicado en el 1433 de la Columbia Road en el barrio de Columbia Heigths, cuando un hombre latino con nexos con las pandillas, en un intento de asalto disparó hacia la puerta de la vivienda hiriendo mortalmente en el interior al niño de 9 años.

La investigación policial ha sido intensa y como resultado hace 2 días capturaron en Hyattsville, Maryland, a Josué Peña de 26 años, conocido como el “psicópata”, quien tiene un historial de al menos 6 arrestos por robo, pero ninguna condena cumplida.

La Fiscalia del Distrito lo ha acusado de asesinato en 1er grado con arma de fuego y su comparecensia en corte esta programada para el próximo lunes.

Mientras tanto, en la entrada del edificio donde se dió la tragedia, se ha levantado un altar en memoria del niño, a quien todos recuerdan como muy educado, alegre y estudioso.

Y contrario a lo que se podía pensar, de que el risueño Oscar sería llevado al departamento de San Miguel en El Salvador, de donde son originarios sus padres, para ser enterrado, desde hoy sus restos descansan en un cementario del condado de Montgomery en el área de Aspen Hill.

Más noticias

0 Comentarios