Encuentro reúne bailarines que preservan las culturas nativas mexicanas

Los bailarines, procedentes de estados como Arizona y Nuevo México y del Distrito Federal y Querétaro, en México, se congregaron para celebrar su identidad cultural en EEUU.

Cerca de 300 practicantes de danzas indígenas procedentes de EE.UU. y México se reunieron este fin de semana en San Diego (California) para preservar las culturas nativas mexicanas y del suroeste.

Los bailarines, procedentes de estados como Arizona y Nuevo México y del Distrito Federal y Querétaro, en México, se congregaron con el objetivo de honrar las tradiciones de quienes consideran sus antepasados al tiempo de celebrar su identidad cultural en EE.UU.

Con una tradición que se ha extendido por 32 años, el grupo Danza Mexi'cayotl puso además el énfasis en la transmisión a la juventud de los valores de estas culturas nativas mexicanas.

Pedro Anaya Jr., vocero del grupo Mexi'cayotl, dijo a Efe que con sus cuerpos, vestuarios e instrumentos musicales, los bailarines se comunican a través de generaciones sacrificando sus cuerpos y posibilidades económicas a fin de mantener la tradición.

"He bailado por más de 20 años. Para mí y nuestra familia es importante porque nos une y por el orgullo que produce, que no solo se manifiesta a nivel personal sino que también se expresa en nuestros trabajos y comunidades", dijo Anaya a Efe.

Una de sus prioridades del Centro Cultural Indio Mexi'cayotl es el trabajo con jóvenes y con niños, particularmente en comunidades de bajos recursos.

El principio de esta iniciativa, que se realiza a través de actividades gratuitas, es que una conciencia fuerte de las tradiciones culturales mexicanas permite que las familias se reúnan, construyan autoestima y establezcan un marco de referencia orientado a la adquisición de habilidades para los jóvenes.

El capitán del centro, Mario Aguilar, quien enseña en la Universidad de California San Diego y en la Universidad Estatal de San Diego, dijo a Efe que el evento busca unir y mantener la tradición indígena mestiza de México.

"Cuando se pierde una generación, el idioma, la tradición, las leyendas, cuentos e historia familiar se pierden miles de años. Somos como un eslabón que va hacia atrás miles de años", indicó Aguilar.

Para Anaya, el trabajo del Centro Mexi'cayotl ha resultado en bailarines que "no solo honran su legado cultural sino que se han convertido en líderes de la comunidad, adquiriendo a través del baile la confianza que les ha permitido llegar a ser abogados, doctores y educadores".

María Santos Ochoa, quien baila en el centro desde hace cerca de 20 años, dijo a Efe que no es difícil aprender la danza azteca y que el público puede acudir todos los lunes al centro para recibir clases de forma gratuita.

"Es importante para mí traer a mis hijos para que aprendan el baile. Nos hace sentirnos orgullosos", dijo Santos Ochoa.

Durante estos encuentros, una vez que los bailarines son convocados con el sonido de una concha de mar y ya se ha quemado incienso, se crea un círculo donde se desarrollan las actividades de la danza por parte de los bailarines, que portan trajes tradicionales en brillantes colores, plumas y penachos.

Este festival, de acuerdo a Anaya, conmemora la llegada de la azteca/chichimeca a EE.UU. y permite también que los participantes innoven sobre esta forma cultural, al crear vistosos vestuarios que parten de los temas tradicionales mexicanos.

"Los tambores, las mandolinas, guitarras, flautas y sonajas también reflejan la rica y hermosa tradición étnica del México moderno y de los 'Mexcoehuanih', que para nosotros son aquellos que han crecido o nacido fuera de México", dijo Anaya.

Para Aguilar, esta reunión en San Diego, que también incluyó a bailarines procedentes de Oregón, Colorado, Nueva York y otras ciudades de California, "es similar a las reuniones que nuestros ancestros realizaban en Tenochtitlán, Tula, y Teotihuacán".

Más noticias

0 Comentarios