Encarcelado violador y asesino de una niña en 1982, capturado por el padre

Un cardiólogo alemán de 74 años, acusado de haber matado a una joven francesa de 14 años en 1982 y entregado a la justicia francesa el domingo en la ciudad francesa de Mulhouse, fue encarcelado la noche del miércoles, al día siguiente de la imputación judicial del padre de la víctima, André Bamberski.

Un cardiólogo alemán de 74 años, acusado de haber matado a una joven francesa de 14 años en 1982 y entregado a la justicia francesa el domingo en la ciudad francesa de Mulhouse, fue encarcelado la noche del miércoles, al día siguiente de la imputación judicial del padre de la víctima, André Bamberski.El cardiólogo alemán Dieter Krombach, que según Bamberski violó y mató a su hija Kalinka, fue condenado en contumacia a 15 años de reclusión por un tribunal de París en 1995. Nunca cumplió la pena al negarse Alemania a extraditarlo porque la justicia alemana había sobreseído el caso en 1982.Krombach fue entregado a la justicia francesa de manera bastante rocambolesca: apareció atado, amordazado y herido en el rostro, el domingo a las 05h30, cerca del tribunal de Mulhouse, tras una llamada telefónica de André Bamberski.Krombach fue atendido en el hospital de Mulhouse y hospitalizado luego en París, donde un juez le comunicó este miércoles su encarcelamiento formal.El tribunal de apelación de París tiene un año para organizar un nuevo proceso de este hombre, buscado desde hace años.André Bamberski, que reconoció la responsabilidad del secuestro del doctor Krombach, salió en libertad bajo control judicial la noche del martes en Mulhouse.Bamberski, de 72 años, reconoció que dio su acuerdo el 9 de octubre de 2009 a una persona "que vio una vez unos minutos" para que el cardiólogo fuera transportado a Francia para que purgara su pena. Negó en cambio que diera su acuerdo para que el secuestrado se llevara una paliza y aseguró que ignora quién ha participado en el secuestro.Un hombre que reconoció haber participado en el secuestro se rindió el martes a la policía austriaca. Sus cómplices, que no fueron identificados, podrían ser franceses y rusos, según un comunicado de la justicia austriaca."Las autoridades francesas no hicieron absolutamente nada (...) para obtener la extradición (...) de Krombach" y había cuenta de la prescripción en 2015, "hubiera sido absuelto", recordó el martes André Bamberski."Krombach debe comparecer ante la justicia, lo contrario sería un escándalo más", estimó este miércoles Laurent de Caunes, abogado del padre de Kalinka."Resulta inaceptable que algunos se equiparen a jueces cuando están en desacuerdo con las decisiones nacionales", reaccionó la ministra bávara de Justicia, Beate Merk.Bamberski explicó que el sábado recibió una llamada anónima en casa, cerca de Toulouse, indicándole que fuera a Mulhouse "a por Krombach". Otra llamada le indicó a la mañana siguiente que el médico alemán ya se encontraba en la ciudad alsaciana.Cuando llegó a Mulhouse el domingo por la tarde, con 20.000 euros en mano para entregarlos "a la persona que reclamara el pago", Bamberski fue detenido en el hotel.

Más noticias

0 Comentarios