Empresarios salvadoreños critican proyecto de reforma fiscal

Gremios empresariales y economistas de El Salvador fustigaron una reforma fiscal que prepara el gobierno de Mauricio Funes pues, alegan, provocará "el deterioro" de la economía que cerrará el año con una contracción de 2,5%.

Gremios empresariales y economistas de El Salvador fustigaron una reforma fiscal que prepara el gobierno de Mauricio Funes pues, alegan, provocará "el deterioro" de la economía que cerrará el año con una contracción de 2,5%."Esta es una respuesta a lo que el presidente pidió, que el sector privado compruebe que estas medidas van en deterioro de la actividad económica y eso es lo que estamos haciendo", declaró a la prensa el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, Jorge Daboub.Las medidas "debilitan la economía, van en contra de la inversión (...) desincentivan el ahorro y, obviamente, esto va a causar desempleo al final de la cadena", comentó Daboub.Entre otros puntos, la reforma contempla aplicar el impuesto de ventas a la importación de maquinaria, elevar el impuesto al tabaco, al alcohol y a las utilidades que provengan directamente de los depósitos (ahorros) en instituciones financieras, cuando éstas sean superiores a 5.000 dólares.Con la reforma tributaria, se pretende reformar más de 300 artículos de diferentes leyes y se espera que el 15 de noviembre esté definida, para luego ser enviada a la Asamblea Legislativa, donde puede ser aprobada con los votos de 43 de los 84 diputados.El presidente de la Cámara lamentó que "no se habla de la reducción del gasto" en el aparato estatal.Al debate, se sumó el presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), Antonio Cabrales, quien aportó un nuevo elemento al pedir que en lugar de la complicada reforma fiscal, se incremente el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que actualmente es de 13%."Sería más fácil simplemente declarar que por dos años, ante la crisis, se suba el IVA dos puntos", precisó Cabrales.Además, el dirigente de FUSADES propone incrementar en 5% el impuesto a la renta.Para aumentar la recaudación sin elevar impuestos, Daboub propone una reforma dirigida a "controlar la evasión, elusión, contrabando y todo tipo de corrupción".El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Napoleón Guerrero, estimó que no es el mejor momento para aplicar impuestos ante las dificultad de obtener créditos y la caída de las ventas, estimada entre 30 y 40%.Para el economista Luis Membreño, las medidas tributarias tendrían "un efecto perjudicial" para la población pues podría contribuir a una recesión, por lo que propone hacerla después de 2010.El gobierno, por medio del secretario técnico de la presidencia (jefe de ministros), Alexander Segovia, ha defendido la reforma tributaria para oxigenar la economía, mantener programas sociales y financiar el pago de la deuda externa."No es una reforma que necesitamos para cualquier cosa, es para mantener la estabilidad macroeconómica, pero fundamentalmente es para ayudar a la gente más pobre y yo espero que ningún diputado o diputada esté en contra de este principio", aseguró Segovia.Con la histórica reforma, el gobierno espera aumentar la recaudación en unos 250 millones de dólares (1% del PIB).Por la crisis económica, el Salvador cerrará el año fiscal de 2009 con un déficit de al menos 473 millones de dólares.

Más noticias

0 Comentarios