Elecciones en Bolivia: Evo Morales va por un segundo mandato y el Congreso

Bolivia celebró elecciones generales este domingo, en las que el presidente Evo Morales, casi seguro de ser reelegido para un segundo mandato, tiene como reto lograr una votación que le permita el control del Congreso y gobernar sin tener que negociar con la oposición.

Bolivia celebró elecciones generales este domingo, en las que el presidente Evo Morales, casi seguro de ser reelegido para un segundo mandato, tiene como reto lograr una votación que le permita el control del Congreso y gobernar sin tener que negociar con la oposición.A las 16H00 locales (18H00 GMT) se cerraron las urnas, según el calendario electoral, aunque algunas pocas, que iniciaron su trabajo tarde, seguían abiertas. Los primeros resultados de boca de urna se conocerán a las 18H00 locales (22H00 GMT).Morales votó en la región cocalera del Chapare, en el central departamento de Cochabamba, donde sorprendió con una declaración en que abre la posibilidad de un tercer mandato, a partir de 2015, al decir que la elección de este domingo puede ser interpretada como su primer periodo a la luz de la nueva Constitución promulgada en febrero de este año.Es "constitucionalmente mi primera elección en base a la nueva Constitución política del Estado boliviano", dijo Morales, quien gobierna Bolivia desde enero de 2006.La nueva Constitución permite la reelección una sola vez.La votación se celebró en total calma, como atestiguaron distintas misiones de observación, en medio de arengas del propio presidente para que los bolivianos establezcan un nuevo récord de participación electoral."Hay un clima de tranquilidad y paz", explicó a la AFP el español José Antonio de Gabriel, jefe adjunto de la Misión de Observadores de la Unión Europea.Un poco más de 5 millones de bolivianos estaban habilitados para votar en el país más pobre de Sudamérica.Morales es un estrecho aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien desde su país pronosticó este domingo que "Evo va a ganar de manera aplastante. Siempre digo que Dios lo cuide porque está en medio de un enjambre de odio". Según los sondeos, Morales tendrá una votación del 55%, frente al 18% del ex militar derechista Manfred Reyes Villa y el 10% del empresario centrista Samuel Doria Medina, sus principales rivales.El presidente se aseguraría la reelección si alcanza el 50% de los votos o en su defecto más de 40% y una diferencia de más de 10% sobre su más inmediato seguidor.Los bolivianos eligen también a 36 senadores y 130 diputados que formarán parte de la futura Asamblea Legislativa Plurinacional, que según la nueva Constitución reemplazará al actual Congreso.A falta de suspenso en la presidencial, la clave de esta elección será saber si el presidente logrará los 2/3 de congresistas en el Senado, lo que le daría un control político absoluto.Morales, que inició su presidencia en 2006, convivió con un Senado de mayoría opositora, lo que generó problemas de gobernabilidad.Tras casi tres años de convulsión -de enero 2006 a fines de 2008- Bolivia llega a las elecciones tras un año de calma política marcada por la hegemonía de Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).Si bien en los años pasados se habló de un país partido en dos por la férrea resistencia de cuatro de los nueve departamentos del país, encabezados por el rico Santa Cruz, la situación ahora es distinta y el mandatario ha logrado allí hacer penetrar su mensaje.Aunque el presidente asegura que vencerá en todos los departamentos, los sondeos señalan que sería derrotado en tres de ellos, con lo cual su fuerza todavía se sigue concentrando en la zona andina, más pobre y con mayor población indígena.La oposición cree que en su búsqueda del poder total el presidente y su entorno han recurrido al insulto y directamente al "amedrentamiento y la persecución", como denunció recientemente un diputado derechista.

Más noticias

0 Comentarios