Elección en Chile: Frei redobla esfuerzos frente a un Piñera triunfalista

El candidato derechista Sebastián Piñera llega a la recta final de la presidencial chilena en un ambiente de triunfalismo por los buenos resultados que le otorgan las encuestas, mientras que el entorno del oficialista Eduardo Frei redobla esfuerzos en busca de remontar la desventaja.

El candidato derechista Sebastián Piñera llega a la recta final de la presidencial chilena en un ambiente de triunfalismo por los buenos resultados que le otorgan las encuestas, mientras que el entorno del oficialista Eduardo Frei redobla esfuerzos en busca de remontar la desventaja.Piñera, que ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 44%, lleva adelante una maratónica campaña de segunda vuelta, con una gira por varias ciudades en el norte del país, en compañía de su esposa, Cecilia Morel, pilar de esta segunda campaña.Esta vez Piñera, un multimillonario empresario que compite por segunda vez en una presidencial, apeló a la alegría y el entusiasmo para convocar al estrecho margen de votantes que le faltan para asegurar el primer triunfo de la derecha chilena en 52 años."Súmate al cambio", es el slogan de la campaña por el balotaje, que inunda por estos días las calles de las principales ciudades de Santiago, junto a una pegajosa canción y una franja televisiva, en la que se ve al candidato y a su familia bailando alegremente.Consciente de que los comicios serán zanjados por un estrecho margen, principalmente por electores menos ideologizados, el empresario derechista ha evitado entrar en confrontaciones con el comando de Frei, que el domingo se burló de su inmensa riqueza."Si Frei quiere revolcarse en el barro, que lo haga solo", respondió con dureza Piñera, que posee una fortuna valorada en 1.200 millones de dólares, y fue acusado por la campaña de Frei de querer comprarse la banda presidencial.Según los últimos sondeos Piñera aventaja a Frei en el balotaje con una intención de voto de entre un 46% y 48%, mientras Frei recibe entre un 40 y un 43% de adhesión. En el comando de Frei se redoblan también esfuerzos para remontar el escaso 30% que el candidato obtuvo en la primera vuelta, la más magra votación para el oficialismo chileno en 20 años, con una frenética campaña a la que se han sumado varios rostros televisivos y del gobierno.El martes tres voceros de su campaña por el balotaje recorrieron 24 comunas de Santiago en 24 horas, en un intento por atraer el voto popular, presentando lo nefasto que sería un retorno de la derecha al poder y señalando que "no da lo mismo" quien gobierne el país.Frei cuenta además con el incondicional apoyo de la presidenta Michelle Bachelet, que el martes realizó otro gesto en favor de su candidatura al agilizar el trámite legislativo de proyectos de ley promovidos por el ex candidato independiente de izquierda Marco Enríquez-Ominami.Enríquez Ominami, un disidente del oficialismo, obtuvo un 20% en la primera vuelta, una votación que Frei requiere con urgencia.El independiente dejó a sus electores en libertad de acción tras esa primera vuelta, pero en los últimos días se ha mostrado más cercano a apoyar la opción de Frei.La actitud de Bachelet le valió las críticas de Piñera, que volvió a acusar una desmedida intervención electoral."Los gobiernos cuando piensan en la gente, tienen que pensar en todos los chilenos y no sólo en el candidato oficialista. Y cuando los gobiernos piensan solamente en el candidato oficialista, en aferrarse al poder con dientes y uñas, en el fondo, le están faltando el respeto a la inmensa mayoría de los chilenos", dijo Piñera.

Más noticias

0 Comentarios