ElBaradei podría convertirse en líder de la oposición en Egipto

El ex jefe de la agencia nuclear de la ONU, Mohammed ElBaradei, cuya eventual candidatura a la presidencia de Egipto ha sido criticada por la prensa gubernamental, tiene pocas posibilidades de ganar, pero podría convertirse en el líder de la oposición, estimaron analistas.

El ex jefe de la agencia nuclear de la ONU, Mohammed ElBaradei, cuya eventual candidatura a la presidencia de Egipto ha sido criticada por la prensa gubernamental, tiene pocas posibilidades de ganar, pero podría convertirse en el líder de la oposición, estimaron analistas.ElBaradei, Premio Nobel de la Paz 2005, es "un candidato serio, su perfil es el de un presidenciable", afirmó Amr El Chubaki, del centro Al Ahram de estudios políticos y estratégicos.Jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) durante 12 años, ElBaradei, que acaba de dejar su puesto, afirmó que encaraba la posibilidad de aspirar a la presidencia de Egipto en 2011 si las elecciones eran democráticas.Además de esa exigencia, cuyo cumplimiento parece improbable, las condiciones legales para ser candidato hacen casi imposible que una persona que no pertenece a ningún partido pueda ser candidata.Pero, sin esperar una muy hipotética revisión de la ley y de las prácticas electorales egipcias, ElBaradei indicó que iba a comprometerse a favor de las reformas."Estoy dispuesto a actuar en forma pacífica y organizada para cambiar la constitución. Trabajaré con el pueblo", declaró en Viena, donde reside, al diario Al Masri al Yom del jueves.La violencia de los ataques lanzados contra ElBaradei por la prensa gubernamental y los círculos cercanos al poder en los últimos días muestran que el diplomático egipcio es percibido como una seria amenaza.El diario Al-Ahram lo acusó de propiciar un "golpe de estado constitucional" y de tener la ciudadanía sueca, lo que ElBaradei desmintió.Otros diarios lo acusaron de "presidente importado" apoyado por "el dinero de los norteamericanos", con quienes sin embargo estuvo enfrentado en varias ocasiones a propósito de Irak e Irán.En el poder desde 1981, Mubarak, 81 años, no dijo aún si pensaba presentarse para un nuevo mandato en 2011.Su hijo Gamal, presentado como su delfín, tampoco dio a conocer sus intenciones.Su notoriedad es una importante ventaja para ElBaradei tanto más cuanto que la oposición egipcia no logra hacerse escuchar."Tiene otra envergadura que los tradicionales opositores", indicó el analista independiente Issandr el-Amrani.Los Hermanos Musulmanes, principal grupo opositor, viven una grave crisis interna y sus miembros son frecuentemente detenidos.La otras formaciones opositoras siguen divididas y sus tentativas para formar coaliciones han fracasado.Algunos miembros del partido liberal Wafd propusieron integrar a ElBaradei en las instancias dirigentes de la formación para que pueda ser candidato en las condiciones previstas por la ley.Para Amr El Chubaki, ElBaradei pude ser, a pesar de los ataques de los allegados al poder, un "artesano de consensos, capaz de trabajar con las tendencias reformistas en el gobierno".Sin embargo, ElBaradei tendrá que cuidarse si no quiere correr la misma suerte que Ayman Nur, el rival de Mubarak en 2005, que después de la elección, fue detenido y acusado de haber falsificado documentos.

Más noticias

0 Comentarios