Egipto: detenidos los tres presuntos autores de ataque contra coptos

La policía egipcia anunció el viernes la detención de los presuntos autores del ataque perpetrado el miércoles contra la comunidad copta de Nagaa Hamadi (Alto Egipto), donde la tensión sigue siendo alta.

La policía egipcia anunció el viernes la detención de los presuntos autores del ataque perpetrado el miércoles contra la comunidad copta de Nagaa Hamadi (Alto Egipto), donde la tensión sigue siendo alta.Las tiendas permanecían cerradas en la ciudad, pese al anuncio del ministerio del Interior de que los tres hombres que dispararon contra la multitud, matando a seis coptos y a un policía musulmán, "se rindieron el viernes por la mañana".Los musulmanes que acudieron a las mezquitas para la plegaria del viernes se dispersaron después rápidamente por las calles, bajo la vigilancia de numerosos policías de civil.El miércoles por la noche, víspera de la Navidad copta, tres hombres abrieron fuego cerca de dos iglesias y de un centro comercial. Después dispararon contra un convento y contra la sede del obispado. El blanco de los agresores eran principalmente los fieles que salía de la misa de Nochebuena.Los tres hombres, identificados como Mohammed el Kawmi, Kurshi Abul Haggag y Hindawi Hassan, estaban ya fichados por la policía, precisó el ministerio.El jueves, cuando se realizaron los funerales de las víctimas, se registraron en la ciudad enfrentamientos entre policías y manifestantes coptos.Ningún otro incidente violento se había señalado el viernes, pero los habitantes de Nagaa Hamadi no ocultaban su temor de que se produzcan otros enfrentamientos u otras agresiones."Los musulmanes y los cristianos tienen miedo. Nuestros comercios permanecen cerrados y es un desastre para todo el mundo. Mis hijos no saldrán de la casa durante unos días", asegura Ashraf Mohamed, un musulmán que tiene una carnicería en el centro de la ciudad."Todos estamos nerviosos. Nadie sabe lo que puede ocurrir", dice uno de sus vecinos, que sólo se identifica por su nombre, Hani. "La gente tiene demasiado miedo para ir a la iglesia", declara una transeúnte copta, que prefiere no identificarse.El obispo de la ciudad, Anba Kirolos, declaró que había prevenido a las autoridades de los riesgos de actos de violencia contra su comunidad.Monseñor Kirolos sospecha que el principal responsable del ataque actuó por cuenta de otros. "No es un hombre religioso, es alguien que alquila sus servicios", dijo.Según la policía, el tiroteo podría estar relacionado con la violación en noviembre pasado de una niña musulmana por un joven copto.Ese caso, ocurrido en Farchut, cerca de Nagaa Hamadi, provocó entonces actos de violencia contra la comunidad copta.En los últimos años se registraron varias veces enfrentamientos entre musulmanes y coptos en diversas regiones de Egipto, a menudo a raíz de la oposición de los musulmanes a la construcción o ampliación de iglesias, pero también frecuentemente a consecuencia de relaciones amorosas entre jóvenes de las dos comunidades.Los coptos fueron también uno de los blancos principales de la ola de violencia islamista registrada en Egipto en la década de 1990.j

Más noticias

0 Comentarios