Economía argentina empieza a despertarse pese a la crispación política

La economía argentina empieza a dar otra vez señales de vida, en una reactivación que ignora el ambiente político crispado que reina entre el Gobierno y la oposición, señalan analistas y empresarios.

La economía argentina empieza a dar otra vez señales de vida, en una reactivación que ignora el ambiente político crispado que reina entre el Gobierno y la oposición, señalan analistas y empresarios.Instituciones como la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el Centro de Industriales Siderúgicos (CIS), SEL Consultores y el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) señalaron repuntes en la actividad.La economía creció en los últimos 120 días a razón de 0,5% mensual, según la consultora Orlando Ferreres y Asociados, aunque aclaró que aún se arrastra una caída interanual de 5,1%."El sector agrícola, la industria automotriz y la producción de metales básicos serán los motores que traccionarán la economía en 2010", anticipó Dante Sica, director de la consultora Abeceb.Enrique Alemañy, presidente de Ford-Argentina, dijo que este año serán vendidos entre 500.000 y 550.000 vehículos, apenas por debajo de 2008 y que "esto es mejor de lo que imaginábamos a principios de año".Lo notable es que por primera vez aparecen datos privados optimistas, en medio de la desconfianza que daña a las estadísticas oficiales.El instituto oficial INDEC ha dicho que entre enero y agosto el Producto Interno Bruto (PIB) se expandió 0,2%, pese a que la Justicia investiga graves manipulaciones en los guarismos.Ni siquiera los jefes de la central obrera CGT, pese a ser fieles a la presidenta Cristina Kirchner, creen en dichos números y mucho menos en los de inflación.El Gobierno asegura que la inflación no supera el 5% en el año, pero las consultoras privadas lo ubican en casi el triple y los gremios negocian recomposiciones salariales nunca inferiores al 19%."La inflación será un animal difícil de controlar", dijo Luciano Laspina, economista jefe del Banco Ciudad.Las increíbles estadísticas del INDEC son uno de los mayores obstáculos para que el país normalice relaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).El influyente marido de la mandataria y ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007) afirmó en un acto político que "con el FMI conversamos pero no nos subordinamos más (...) después de decirle chau (adiós)" en 2006, cuando canceló la deuda de casi 10.000 millones de dólares en un sólo pago.Argentina necesita ahora al FMI para normalizar una deuda privada excedente por unos 30.000 millones de dólares y de unos 6.500 millones de dólares con el Club de París, a fin de volver al mercado de capitales.Para colmo, el Gobierno y la oposición liberal y socialdemócrata siguen embarcados en escaladas de agresiones verbales, e incluso físicas, con incidentes sin víctimas en las últimas semanas.La discusión más ardorosa gira en torno a cuál es la extensión de la pobreza, si de 13,9%, como dice el Gobierno o de 40%, como denuncia la Iglesia católica.Pero en lo que va del año, el índice líder Merval de la Bolsa de Buenos Aires acumula una ganancia de más de 110%.Las lluvias cayeron como maná del cielo para el poderoso sector agrícola que espera un alza en las cosechas de 30% hasta alcanzar entre 80 y 83 millones de toneladas de granos, según la Bolsa de Comercio de Rosario (centro) y la consultora Agritend.No será el récord de 100 millones de toneladas de hace dos años, pero tampoco el derrumbe de 2008 hasta los 60 millones, con sequía y enfrentamiento con el Gobierno.El IAEF notó que "crecen las compras de dólares del Banco Central (autoridad monetaria), los precios de las acciones y los depósitos bancarios".Hasta la fuga de capitales, que acumuló unos 30.000 millones de dólares desde 2007, se frenó en las últimas semanas.Pero el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, quien negoció el megacanje de la deuda en 2005, dijo que "el plan no anda o no hay un plan si la inflación ha vuelto a tomar mayor velocidad".Empero, la producción de acero experimentó en setiembre un repunte de 5,3% respecto del mes anterior, según el CIS.En igual sentido, el Indice de Producción Industrial que elabora la liberal FIEL registró un alza de 3,2% en setiembre respecto de agosto.Incluso, una encuesta a 170 grandes y medianas empresas mostró "una mejora perceptible en la situación" de las compañías, con un 43,5% que la califica de muy buena, aunque la "incertidumbre política" sigue afectando a la inversión, dijo Ernesto Kritz, director de SEL Consultores.

Más noticias

0 Comentarios