EEUU salió de la recesión, pero la recuperación es frágil

La salida de Estados Unidos de la recesión durante el verano boreal fue mucho menos espectacular que lo esperado, con un crecimiento revisado a la baja de 2,2% en el tercer trimestre contra una estimación anterior del Departamento de Comercio de 2,8%, señal de una frágil recuperación.

La salida de Estados Unidos de la recesión durante el verano boreal fue mucho menos espectacular que lo esperado, con un crecimiento revisado a la baja de 2,2% en el tercer trimestre contra una estimación anterior del Departamento de Comercio de 2,8%, señal de una frágil recuperación.El tercer trimestre se mantiene sin embargo como el primero de crecimiento -luego de cuatro trimestres consecutivos de descenso del PIB- en el que la primera economía mundial salió de su mayor recesión desde los años 1930.La revisión a la baja se produjo principalemente por una débil contribución de la inversión de las empresas y por un consumo un poco menor.Motor tradicional del crecimiento estadounidense, el alza del consumo fue revisado levemente a la baja (+2,8%, contra +2,9% estimado antes) y se mantiene como el mayor incremento desde el primer trimestre de 2007. Por sí solo, el consumo contribuyó con 1,96 puntos al crecimiento en el período.La cifra fue impulsada por las compras de vehículos (0,81 punto de crecimiento por sí solas), logradas gracias al plan 'efectivo por chatarra' que tuvo gran demanda en el verano boreal, pero que ya llegó a su fin.Según los economistas, la economía estadounidense no repetirá esta performance en el cuarto trimestre, con un desempleo que superó la barra de 10% por primera vez desde 1983. Algunos analistas prevén un descenso del consumo.El crecimiento estuvo frenado por el incremento del déficit comercial de Estados Unidos, que le quitó 0,81 punto, según cálculos de Comercio.La Reserva Federal prevé un retroceso del PIB entre 0,1% y 0,4% para el conjunto del año 2009 y un crecimiento de 2,5% a 3,5% en 2010.En opinión de analistas, la cifra revisada del departamento de Comercio sugiere que la tan esperada recuperación es por el momento frágil."La recuperación está en marcha, pero esto genera preocupaciones sobre su fuerza y las perspectivas de un cambio sustancial en el mercado de trabajo", dijo Augustine Faucher de Moody's Economy.com."Los próximos trimestres serán duros. La economía crecerá, pero con debilidad. El impulso del apoyo fiscal pierde fuerza, la resaca del 'efectivo por chatarra' pesará en las ventas de automóviles, en tanto los consumidores y las empresas permanecen preocupados".El informe de Comercio revela que la manufactura ayudó a impulsar la economía, en particular en el sector automotor donde incluso las ventas de agosto se vieron reforzadas por el 'efectivo por chatarra'.La producción de automóviles fue equivalente a 1,45% del PIB en el trimestre en cuestión.Los gastos del gobierno federal subieron 8,0%, pero las inversiones de los estados y los gobiernos locales cayeron 0,6%.Scott Brown, economista jefe de Raymond James & Associates, dijo que el informe fue "un poco decepcionante" y sugiere "que la demanda doméstica es bastante débil".Brown espera un salto en el crecimiento de al menos 4,0% en el corriente cuarto trimestre, pero advierte que buena parte de ello será por el reabastecimiento de los inventarios empresariales, que habían caído con la recesión.Ya mirando hacia 2010, Brown dijo que la economía puede crecer alrededor de 3,0% "que es bueno en relación a cifras históricas, pero no es suficiente para bajar la tasa de desempleo en forma sustancial"."Pasará mucho tiempo antes de que volvamos a funcionar con todos los cilindros", advirtió.

Más noticias

0 Comentarios