EEUU y la UE decepcionados por el rechazo del Congreso hondureño a Zelaya

Estados Unidos se mostró este jueves "decepcionado" por el rechazo del Congreso hondureño a devolver al poder al presidente derrocado Manuel Zelaya, pero respetó su decisión, mientras que la Unión Europea lo lamentó y señaló que el voto iba a complicar la situación.

Estados Unidos se mostró este jueves "decepcionado" por el rechazo del Congreso hondureño a devolver al poder al presidente derrocado Manuel Zelaya, pero respetó su decisión, mientras que la Unión Europea lo lamentó y señaló que el voto iba a complicar la situación."Estamos decepcionados por esta decisión, porque esperábamos que el Congreso aprobara su restitución", declaró el vicesecretario de Estado norteamericano para América Latina, Arturo Valenzuela, en teleconferencia con periodistas."Sin embargo, la decisión, que fue realizada de una manera abierta y transparente, cumple con su mandato" estipulado en el artículo 5 del Acuerdo de Tegucigalpa-San José, que firmaron el régimen de facto y el propio Zelaya para salir de la crisis, añadió Valenzuela."La UE lamenta que el resultado de las deliberaciones del Congreso hondureño no parece que vaya a facilitar una solución a la crisis política en el país", señaló en Bruselas Lutz Güllner, portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.Los 27 "exhortan a todas las partes a buscar una solución para alcanzar la reconciliación nacional y restablecer el orden constitucional y democrático en el país, esperando que asuman su completa responsabilidad al respecto", agregó.Para Estados Unidos, el Acuerdo de Tegucigalpa-San José, negociado bajo su directa supervisión, marcó el rumbo de la crisis, y fue más bien Zelaya el que tomó una actitud "negativa" al rechazar las elecciones del pasado domingo.Los comicios dieron como próximo presidente al conservador Porfirio Lobo, del Partido Nacional, por clara mayoría."En términos de lo que ocurrió en las últimas dos semanas, el presidente Zelaya tomó un rumbo negativo respecto a las elecciones en su propio país y al artículo quinto del Acuerdo" de Tegucigalpa-San José, sobre la votación del Congreso, explicó una alta fuente diplomática estadounidense bajo anonimato."No sabemos si el resultado hubiera sido diferente si él hubiera tomado una actitud más positiva", añadió.La salida a la aún delicada crisis hondureña, con tres presidentes, uno de ellos refugiado en una embajada asediada por la policía hondureña, pasará forzosamente por la formación de un gobierno de unidad nacional, consideró Valenzuela."Nos sentimos alentados por el claro llamado a la reconciliación del presidente (electo Porfirio) Lobo", añadió.El statu quo sigue siendo "inaceptable", dijo.Las autoridades hondureñas deberán hacer gala de más flexibilidad y compromiso con la democracia si quieren regresar a la comunidad interamericana, es decir, a la Organización de Estados Americanos (OEA), explicó Valenzuela.Para el presidente salvadoreño Mauricio Funes, Zelaya deberá volver al poder de una forma u otra antes de que venza su mandato, el próximo 27 de enero."Seguimos manteniendo como gobierno nuestra posición de que el presidente Zelaya es el único presidente constitucional de Honduras; pero lamentablemente el Congreso cerró esa posibilidad y habría que buscar otra opción", señaló Funes a periodistas."Yo no creo que al presidente Lobo le convenga que un presidente golpista como (Roberto) Micheletti le entregue la banda presidencial", agregó el mandatario salvadoreño, en referencia al actual líder de facto."En ese escenario a los países democráticos nos resulta muy difícil normalizar relaciones y a 'Pepe' Lobo lo que le conviene es que el presidente Zelaya le entregue la banda presidencial", insistió Funes.

Más noticias

0 Comentarios