EEUU y Rusia "bastante cerca" de un acuerdo sobre desarme nuclear

El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró el viernes tras reunirse con su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, que sus países estaban "bastante cerca" de un acuerdo sobre el desarme nuclear y Medvedev señaló que quedaban "algunos detalles técnicos" por solucionar.

El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró el viernes tras reunirse con su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, que sus países estaban "bastante cerca" de un acuerdo sobre el desarme nuclear y Medvedev señaló que quedaban "algunos detalles técnicos" por solucionar."Estamos bastante cerca de un acuerdo", declaró Obama tras un encuentro con su homólogo ruso al margen de una cumbre sobre el clima en Copenhague.Obama señaló que ambas partes habían realizado "excelentes progresos" en las negociaciones para lograr un nuevo tratado que suceda al tratado START de 1991, que expiró a principios de diciembre, y agradeció a Medvedev, a quien calificó como "un interlocutor muy eficaz".Estadounidenses y rusos negocian desde hace más de seis meses en Ginebra para alcanzar un punto de acuerdo del desarme nuclear plasmado en un tratado que suceda al START."Quedan detalles técnicos que, en un documento de tal importancia, deben terminarse", juzgó por su parte Dimitri Medvedev, citado por las agencias rusas. "Espero que lo hagamos bastante rápido", indicó."Nuestras posiciones son muy cercanas y casi todos los puntos que fueron objeto de discusión estos últimos meses fueron solucionados", agregó el presidente ruso.También añadió que esperaba que el nuevo tratado sobre el desarme nuclear refleje las "buenas relaciones que tenemos con la administración estadounidense" de Barack Obama.El consejero diplomático de Medvedev, Serguei Prikhodko, precisó a las agencias rusas que los negociadores iban a "hacer una pausa". "Los trabajos finales se reiniciarán por supuesto en enero", agregó sin más precisiones.Un alto responsable estadounidense confirmó a la AFP que las negociaciones iban a continuar en enero de 2010. Rusos y estadounidenses esperaban poder firmar un acuerdo antes de fin de año.En ocasión de una cumbre entre Obama y Medvedev en julio en Moscú, se fijaron dos objetivos: reducir la cantidad de cabezas nucleares a un abanico de 1.500 a 1.675 unidades (contra 2.200 actualmente) y la cantidad de vectores a entre 500 y 1.100.Estas declaraciones tranquilizadores de los presidentes ruso y estadounidense se producen al día siguiente de que Rusia acusara a Estados Unidos de haber frenado las negociaciones, que se suponía debían relanzar las relaciones ruso-estadounidenses, desmejoradas durante la presidencia de George W. Bush.

Más noticias

0 Comentarios