Duelo fratricida entre socialdemócratas en elección presidencial croata

La segunda vuelta de la elección presidencial croata opondrá el 10 de enero a Ivo Josipovic (Partido Socialdemócrata, SDP) y Milan Bandic, alcalde de Zagreb, expulsado de esa formación por haberse presentado a los comicios como candidato independiente.

La segunda vuelta de la elección presidencial croata opondrá el 10 de enero a Ivo Josipovic (Partido Socialdemócrata, SDP) y Milan Bandic, alcalde de Zagreb, expulsado de esa formación por haberse presentado a los comicios como candidato independiente.Ivo Josipovic, de 52 años, obtuvo 32,44% de los votos en la primera vuelta del domingo, es decir más del doble de los sufragios obtenidos por su adversario (14,84%), según los resultados casi definitivos, sobre un 99,45% de los votos emitidos, presentados el lunes en la mañana por la Comisión Electoral Central.Los electores del partido conservador en el poder -cuyos votos se dividieron entre el candidato de la formación y dos disidentes que la abandonaron en víspera de las elecciones - podrían jugar un papel de árbitro en la segunda vuelta, el 10 de enero, estiman los analistas.No obstante, el partido de la Comunidad democrática croata (HDZ, en el poder) dio a sus simpatizantes como consigna no votar.Para el analista Ivan Pandzic, los dos finalistas, pese a haber salido de la izquierda, son totalmente diferentes en su comportamiento, su imagen y experiencia política."La lucha por la presidencia se dará entre el agnóstico Josipovic y el católico Bandic", destacó el analista. "La cuestión que se plantea es si Bandic estará en condiciones de capitalizar los votos de la derecha", comentó, recordando que la poderosa Iglesia católica apoyaba al alcalde de Zagreb. Josipovic es experto en derecho penal internacional y también compositor de música clásica. Miembro de la Asamblea Nacional desde 2003, prometió luchar contra "la profunda injusticia social", de la que dijo son víctimas los croatas.Los analistas lo describen como un candidato con una "biografía limpia", ajeno a los casos de corrupción. Sus detractores le critican su "falta de temperamento" y de experiencia política.De su lado, Bandic, de 54 años, es alcalde de Zagreb desde 2000. Excluido del SDP desde que presentó su candidatura en tanto que independiente, es criticado por utilizar una retórica populista sin contenido, por no hablar ningún idioma extranjero y por rechazar los debates públicos sobre temas serios.Bandic espera contar con los votos de los croatas de los países vecinos, tradicionalmente simpatizantes de la derecha y que representan la mayoría de los 400.000 electores del extranjero.En total, 4,4 millones de croatas tienen derecho a voto.Sea cual fuere el vencedor, tendrá por misión integrar antes de 2012 en la Unión Europea un país inmerso en una grave crisis económica y cuya imagen está marcada por la corrupción.

Más noticias

0 Comentarios