Duelo en Texas: ceremonia en homenaje a las víctimas el martes con Obama

La ceremonia de homenaje a los 13 muertos por los disparos de un militar musulmán en la base de Fort Hood (Texas, sur), un hecho cuyo móvil sigue sin conocerse, será el martes con la participación del presidente Barack Obama, anunció este sábado la Casa Blanca.

La ceremonia de homenaje a los 13 muertos por los disparos de un militar musulmán en la base de Fort Hood (Texas, sur), un hecho cuyo móvil sigue sin conocerse, será el martes con la participación del presidente Barack Obama, anunció este sábado la Casa Blanca."El presidente y la primera dama irán el martes a Fort Hood, Texas, para la ceremonia de homenaje" a las víctimas, dijo la Casa Blanca en un comunicado.Al mismo tiempo, algunos de los 28 heridos comenzaron a volver a sus casas. "De los 10 pacientes que fueron internados (en el hospital), cuatro salieron" el sábado, declaró W. Roy Smythe, responsable del servicio de cirugía del hospital Scott and White, en Temple (Texas).Dos heridos siguen en cuidados intensivos, precisó."Es posible que algunos tengan secuelas físicas de por vida, y no hay duda de que la mayoría de ellos tendrá secuelas psicológicas de por vida", estimó."El episodio del jueves fue uno de los más devastadores nunca antes perpetrado en una base militar estadounidense", declaró el presidente Obama en su alocución radial semanal el sábado."Y sin embargo, a pesar de que allí hemos visto lo peor de la naturaleza humana, también hemos visto lo mejor de Estados Unidos", agregó.Diarios y cadenas de televisión difundían este sábado la fotografía de Kimberley Munley, de 34 años, la policía cuya intervención decisiva permitió poner punto final a los tiros del militar musulmán Nadil Malik Hasan.Al escuchar los disparos, la joven funcionaria policial, miembro del equipo de intervención de emergencia, se precipitó sobre el lugar y disparó contra el militar, que cayó al suelo.Ella misma resultó gravemente herida durante el enfrentamiento.Los investigadores mantienen cautela sobre los motivos que llevaron el jueves a Hasan, de 39 años, psiquiatra militar para los soldados traumatizados en Irak y Afganistán, a disparar y matar a 12 militares y 1 civil.Ciudadano estadounidense musulmán de origen palestino, Malik Hasan gritó "Alá Akbar" ('Dios es grande' en árabe) el jueves mientras abría fuego, según testigos.El presidente Obama recomendó el viernes no sacar "conclusiones apresuradas" de esto.Según medios estadounidenses del sábado, un primer análisis de su ordenador no muestra ninguna relación directa con grupos islamistas conocidos. El Ejército y el FBI no descartan, sin embargo, la pista terrorista.

Más noticias

0 Comentarios