Dubai inaugura el edificio más alto del mundo y trata de redorar su imagen

Dubai va a inaugurar el lunes el rascacielos más alto del mundo, con la ambición de sobrepasar los límites de la arquitectura, pero también con la esperanza de redorar su imagen, empañada por la crisis de la deuda.

Dubai va a inaugurar el lunes el rascacielos más alto del mundo, con la ambición de sobrepasar los límites de la arquitectura, pero también con la esperanza de redorar su imagen, empañada por la crisis de la deuda.El promotor de Burj Dubai, Emaar Properties, grupo controlado en parte por el gobierno, no comunicó la altura exacta de su relumbrante rascacielos, un obelisco de acero y de vidrio, y se contentó con decir que superará los 800 metros.Con sus 160 pisos, para los que se han utilizado 330.000 m3 de hormigón y 31.400 toneladas de barras de hierro, Burj Dubai se eleva entre el desierto y el mar como un icono arquitectónico visible a 95 km de distancia.Para el arquitecto Bill Bajer, ingeniero civil y socio de la sociedad Skidmor, Owing and Merrill (SOM, con sede en Chicago), Burj Dubai se convertirá en un nuevo referente."Hemos aprendido mucho de Burj Dubai. Pienso que ahora podríamos construir con facilidad (una torre de) un kilómetro. Somos optimistas sobre la posibilidad de ir todavía más alto. Es sin duda un nuevo punto de referencia", dijo a la AFP.Al conseguir el contrato, "pensamos que batiríamos por poco el récord de la torre de Tapei 101 (508 metros). Pero el cliente (Emaar) nos pedía cada vez ir más alto, sin ponernos límite", agregó. "Hemos podido adaptar la estructura, como si afináramos un instrumento de música", explicó.El edificio con base en forma de Y se estrecha a medida que coge altura. Está prolongado por una estructura de acero, que se termina por una enorme flecha.George Efstathiou, responsable de SOM y principal jefe del proyecto, sostiene que su base en Y, que toma en consideración el efecto del viento, asegura la estabilidad de la estructura."Hay muchas tormentas que ni siquiera se sentirán (...). La torre es más estable que otros rascacielos mucho menos altos", añadió.Las obras, iniciadas en 2004, fueron realizadas por la compañía surcoreana Samsung Engineering & Construction, el grupo belga BESIX y la sociedad emiratí Arabtec.Burj Dubai, que dispone de más de 1.000 apartamentos, oficinas repartidas en 49 pisos y un lujoso hotel Armani en los pisos inferiores, es el elemento central de un gigantesco proyecto de 20.000 millones de dólares, el nuevo barrio "Downtown Burj Dubai", que incluye 30.000 apartamentos y el mayor centro comercial del mundo.Poco antes de la inauguración, agentes inmobiliarios registraron un alza de la demanda en las unidades residenciales del Burj.En 2009, los precios de la vivienda cayeron más del 50% en el emirato, pero según los agentes, la caída reveló ser menor en Burj Dubai, donde el metro cuadrado en zona comercial alcanzó hasta 5.500 dólares en 2008, en lo alto de la burbuja inmobiliaria."He comprado un pequeño apartamento en el piso 80º por 3 millones de dólares. Con la caída de los precios, mi pérdida sería enorme" en caso de venta, declara a la AFP un empresario palestino.Burj Dubai podría ser, según algunos observadores, el último de los faraónicos proyectos por los que Dubai ha adquirido una fama mundial, incluida una isla artificial en forma de palmera construida por el gigante de la construcción Nakheel, en el centro de las dificultades financieras del emirato.Nakheel es una filial del conglomerado Dubai World que pidió una moratoria sobre una deuda de varios miles de millones de dólares.Pero según Efstathiou, Burj Dubai mantendrá su récord mundial durante una década, dado que los otros proyectos probablemente deberán ser postergados a causa de la crisis económica mundial. "Cuando se concebió Burj Dubai, la situación era totalmente diferente: la principal fuerza motriz para estas torres es la economía", dijo.

Más noticias

0 Comentarios