Drogas afectan entrenamiento de policía afgana

Funcionarios militares de EEUU sostienen que la falta de entrenamiento está afectando a las fuerzas de seguridad locales afganas.

Abuso del uso de drogas, corrupción y altísimos niveles de deserción, enlentecen los intentos por conformar una fuerza creíble y apta para enfrentar a la insurgencia Talibán y combatir el crimen.

Jugar con una metralleta en una estación de policía en el Suroeste rural de Afganistán. Supuestamente este oficial y sus colegas deberían estar entrenando con los marines americanos.

Pero manifiestan escaso apetito por las clases y abandonan a sus entrenadores encontrando nuevas formas de pasar las horas.

"Aprenden muy poco porque no están acostumbrados al ambiente de entrenamiento, a una clase, por lo que resulta muy difícil mantenerlos concentrados. Quieren tomares recreos cada pocos minutos por lo que vamos todo lo rápido que podemos", dice  Sargento Charles Allen Garrett, Policía Militar de US Marines.

Los Marines sostienen que en algunos aspectos los entrenamientos han funcionados, como por ejemplo la enseñanza de artes marciales a los nuevos reclutas.

Pero reconocen que al abuso de drogas y la escasa paga de $180 por mes ha perjudicado la motivación de los funcionarios.

Los Marines invitaron a la policía y a su comandante a su base militar para un encuentro donde discutir este tipo de problemas.

Pero no encontraron respuestas sencillas. El comandante viene de una tribu diferente a la de los oficiales a cargo, lo que afecta su autoridad y presenta un problema para disciplinar a su gente.

"Con la colaboración de los Marines podemos brindar la seguridad que el área necesita, pero nosotros solos no podemos pelear contra los talibanes", comenta Comandante de Distrito Policial Mayor Mahmood Shah.

Un recluta ha sido llamado al orden por sus entrenadores por fumar drogas, pero eso no ha afectado su entusiasmo por el trabajo.

"Es grandioso, los Marines me están entrenando para que yo sea mi propio héroe Americano como John Rambo", argumenta Zahir también conocido como "Scorpion", funcionario policíal.

Pero sin incrementar su capacidad de entrenamiento es poco probable que esta  unidad de policía rural pueda valerse por sí sola por un buen tiempo más.

Más noticias

0 Comentarios